Politica

Trump minimiza las protestas en Egipto y Al Sisi culpa al "Islam político"

Nueva York, 23 sep (EFEUSA).- El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, achacó hoy las recientes protestas en su contra al "Islam político" de los Hermanos Musulmanes, mientras que el mandatario Donald Trump restó importancia a esas manifestaciones y aseguró todos los líderes deben pasar por eso.

Durante una reunión con Trump en Nueva York, Al Sisi se refirió por primera vez a las multitudinarias protestas de este fin de semana en varias ciudades de Egipto a raíz de nuevas acusaciones de despilfarro y corrupción contra el mandatario egipcio.

Al Sisi culpó al "Islam político", que describió como "un problema" que ha generado mucha inestabilidad en el norte de África, y subrayó que el pueblo egipcio "ha demostrado que está en contra de que el Islam político controle el país".

Por su parte, Trump elogió sin tapujos al mandatario egipcio, al asegurar que ha hecho avances "absolutamente increíbles en un periodo muy corto de tiempo", añadió: "Cuando él llegó al poder, la cosa estaba revuelta, pero ya no está revuelta".

"Todo el mundo tiene manifestaciones, incluso su mejor amigo (de la prensa) en el mundo entero, el expresidente (Barack) Obama, tuvo muchas manifestaciones", aseguró Trump al ser preguntado por las protestas.

"No me preocupan (las protestas). Egipto tiene un gran líder, un líder enormemente respetado, así que no me preocupan", agregó.

Las manifestaciones del viernes y el sábado contra Al Sisi fueron poco concurridas pero han sido las primeras de importancia desde 2016 en un país como Egipto, donde están prohibidas las protestas sin permiso y que se encuentra desde hace años oficialmente bajo el estado de emergencia.

La protesta fue convocada por un empresario egipcio afincado en España, desde donde ha denunciado a través de una serie de vídeos publicados en internet la corrupción del Ejército egipcio, que lidera el país desde 2013.

La Policía egipcia, apoyada por vehículos blindados, camiones y agentes de paisano, permanecía todavía este lunes desplegada en la plaza Tahrir y sus alrededores, el epicentro de la revolución egipcia de 2011 que acabó con las tres décadas de dictadura de Hosni Mubarak.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint