Politica

Indocumentados insisten para que proyecto licencias de conducir sea votado

Grupos de activistas hispanos en Carolina del Norte mantienen su campaña para que el proyecto que concede licencias de conducir a indocumentados salga adelante en la legislatura estatal antes de que concluya el periodo oficial de sesiones.

"Teníamos programado ir el lunes a la Asamblea General para impulsar la medida, pero no nos dieron cita los legisladores. Están muy ocupados con terminar el presupuesto, esa es la prioridad", explicó hoy a Efe Iliana Santillán, representante de El Pueblo, una organización con sede en Raleigh, capital del estado.

La norma se halla actualmente estancada en la legislatura estatal, la cual se halla inmersa en el debate del presupuesto.

Según la activista, los grupos han mantenido conversaciones con el representante Harry Warren, promotor en la Cámara Baja de la propuesta de ley HB 328, quien les aseguró que "hará todo lo posible" para que este proyecto que otorga licencias de conducir a indocumentados se vote en la sesión legislativa de este año, la cual podría acaba en un máximo de dos semanas.

Bajo la HB 328, las licencias o las identificaciones que se otorgarían a los inmigrantes sin papeles serían diferentes a los permisos de conducir regulares, además de que los solicitantes tendrían que someterse a una revisión de sus antecedentes.

Sin embargo, al menos en el Senado la HB 328 no tiene un recorrido fácil, ya que esta semana se conoció que el líder de la Cámara Alta, Tom Apocada, dijo a varios grupos hispanos que la iniciativa no "sería debatida en el Senado" este año.

"Nos dijo que en este momento en Raleigh los comités estaban cerrados y las sesiones se acaban pronto, y que no había interés en los senadores en mover una propuesta tan controvertida", explicó a Efe Carolina McCready, de El Centro de Henderson, otro grupo de activistas que promueve la discusión de la propuesta.

A pesar de ello, pastores y líderes religiosos de varias ciudades de Carolina del Norte realizarán el próximo miércoles una jornada de oración en los pasillos de la Legislatura en Raleigh, en la búsqueda de un "milagro" para la aprobación de la HB 328.

La jornada está siendo convocada por Maudia Meléndez, directora del grupo Jesus Ministry en Charlotte, que desde hace cuatro años viene impulsado un proyecto de ley que otorgue licencias de conducir a los "sin papeles".

"Necesitamos que el poder de Dios se manifieste en ese lugar (Legislatura) y pronto haya una decisión de los permisos de manejar para los indocumentados de Carolina del Norte", escribió este fin de semana la activista comunitaria en las redes sociales.

Para John Herrera, el único cabildero hispano en la Asamblea General, debido a que todavía el proceso legislativo no ha acabado "cualquier cosa" puede pasar antes de que los legisladores concluyan el periodo.

"Si pasa en la Cámara Baja antes que termine la sesión legislativa, el proyecto HB 238 queda vivo para el próximo año, pero si no es votado, no pasará nada. En la política no hay nada escrito y no está dicha la última palabra", enfatizó Herrera.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin