Politica

Maduro gana tiempo y frena la "inevitable" devaluación del bolívar

Maduro descartó una devaluación del bolívar a pesar de ser inevitable.|REUTERS

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, modificó su gabinete económico y mantuvo el dólar a una tasa de 6,3 bolívares. A pesar de la medida del mandatario, analistas privados e inversores calificaron como inevitable la depreciación de la moneda. Vídeo | Maduro lanza la segunda fase de su ofensiva económica con una "superintendencia de precios justos".

Los economistas habían advertido que llevar más importaciones a un tipo de cambio superior acarrearía una devaluación gradual del bolívar, con un consecuente impacto en la inflación, que cerró el 2013 como la mayor del continente. 

"Resulta evidente que el Gobierno irá cambiando la composición de asignaciones a 6,3 bolívares por mecanismos complementarios más costosos", dijo el analista político Luis Vicente León.

Hace solo un mes, Venezuela reformó su complejo sistema de administración de divisas debilitando al bolívar para las inversiones petroleras, las ventas de dólares de turistas extranjeros y la venta de oro. Después sumó los rubros de alimentos y medicinas a la lista. Tras los anuncios del presidente, el dólar en el mercado negro siguió su escalada.

A su vez, también anunció que el ministro de Finanzas, Nelson Merentes, abandonará su cargo para volver a tomar las riendas del BCV. Cargo que debe ser ratificado por la Asamblea Nacional, de mayoría 'chavista'.

Merentes, un matemático de 59 años de edad, será reemplazado por Rodolfo Marco Torres, que se venía desempeñando como ministro para la Banca Pública, una cartera que será fusionada con la de Finanzas.

"Estas medidas no atacan los desbalances fundamentales que tenemos que atacar hoy. No es una cuestión de fusionar ministerios o cambiar figuras", dijo Alberto Ramos, analista para Latinoamérica de Goldman Sachs.

¿Es posible no devaluar?

Esta opción implica restringir severamente la cantidad de dólares que se le entrega al sector privado y que el Banco Central imprima una cantidad de billetes exorbitante para financiar al Gobierno, algo que impulsaría velozmente los precios. Maduro ordena revisar la TV para luchar contra los "antivalores".

En 2013 la inflación registró un salto de 56,2% que representa la quinta inflación más alta desde 1950 y firmas como Ecoanalítica pronostican que en 2014 el salto podría estar en torno a 70%.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin