Otros deportes

Óscar Fuertes termina su segundo Dakar con SsangYong

Lima, 17 ene (EFE).- El piloto español Óscar Fuertes terminó hoy su segundo Dakar consecutivo al volante del coche de la marca coreana SsangYong, fabricado íntegramente en Valencia (España), y acompañado de su copiloto Diego Vallejo.

Fuertes terminó el rally en la trigésimo tercera posición de la clasificación general, solo un puesto menos que el resultado obtenido el año pasado.

El madrileño aseguró que este Dakar celebrado de principio a fin en Perú "ha sido durísimo en intensidad y dificultad" durante las diez etapas que tuvo.

"No sólo era una carrera. Era todo un desafío pasar por donde nos han hecho pasar", indicó Fuertes, que en esta ocasión pilotó un SsangYong Rexton DKR, un buggy elaborado exclusivamente para el rally más duro del mundo.

El piloto valoró el trabajo realizado por todo el equipo, "que se ha volcado al 140 %", y la pasión que le han puesto para trabajar en el coche por las noches con tal de tenerlo a punto a la mañana siguiente.

Por su parte, Vallejo expresó su satisfacción por cruzar la meta de un Dakar "que ha sido terrible, con muchísima arena", lo que les ha llevado a pasar por momentos "realmente muy duros", como cuando se le rompió un palier o en otro día que condujeron unos 170 kilómetros sin dirección asistida.

"Pero los hemos ido superando todos. En gran parte, gracias al coche, que se ha portado de cine a pesar de lo mucho que le hemos exigido", reconoció Vallejo.

Fuertes y Vallejo celebraron esta noche en el podio de Lima su segundo Dakar terminado con la vista ya puesta en el próximo año, donde tendrán a su disposición una última evolución de este coche mucho más ligera.

El Dakar 2019 fue la primera edición de este rally que se celebró en un único país, con diez sobre el desierto peruano entre el 7 y el 17 de enero, y un recorrido de más de 5.000 kilómetros, de los que casi 3.000 fueron cronometrados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint