Otros deportes

Rugbistas paraguayos ofrecen su ayuda a los afectados por las inundaciones

Asunción, 1 nov (EFE).- Un grupo de jugadores de rugby de Paraguay manifestó hoy al presidente del país, Mario Abdo Benítez, su intención de colaborar en las tareas de ayuda a las miles de familias afectadas por las inundaciones que padece el país a causa de la crecida del río Paraguay.

Los rugbistas y la titular de la Secretaría Nacional de Deportes (SND), Fátima Morales, se reunieron hoy con el mandatario en el Palacio de Gobierno para informarle de esta decisión, de la que también dejaron constancia por escrito con la entrega de una carta a nombre de la Unión del Rugby del Paraguay.

Morales comentó a Efe que "el deporte no es ajeno a lo que les ocurre a los compatriotas paraguayos" y de ahí la iniciativa de estos jóvenes.

Los jugadores trabajarán en estas labores bajo las órdenes de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) y por el momento se centrarán en Asunción, donde el desbordamiento del río deja ya más de 3.000 familias damnificadas.

No obstante, Morales no descartó que los deportistas expandan su voluntariado a otros puntos del país, ya que han comenzado a ponerse en contacto con presidentes de ligas de distintas disciplinas en el interior de Paraguay.

"Los deportistas somos muchos y vamos a sorprenderles en el mundo del voluntariado que vamos a tener. Vamos a trabajar como nos dice la SEN, por cuadrillas, por lugares, ordenadamente, con una camiseta que nos diferencie, para que nos ubiquen, y estaremos en los lugares geográficos que la SEN nos diga", manifestó la titular de la SEN.

En la carta entregada hoy a Abdo Benítez, los deportistas apelan al "espíritu del rugby" como motor impulsor de su iniciativa.

"En esta hora difícil, no habrá un solo jugador de rugby que no empuje este duro 'scrum' para ganar a la adversidad", puede leerse en la misiva.

Además, también invitan al resto de deportistas de otras federaciones y uniones deportivas a sumarse a esta causa para "unir fuerzas y demostrar con hechos y ejemplo" su compromiso.

Las inundaciones han provocado hasta el momento que, solo en Asunción, más de 3.000 familias hayan tenido que abandonar sus viviendas, ubicadas las zonas ribereñas del río Paraguay, cuyo nivel supera los 5,5 metros que marcan el nivel crítico.

En el peor de los escenarios, las autoridades paraguayas prevén que la crecida del río alcance los 7,5 metros hasta diciembre, si persisten las lluvias y se combinan con El Niño, un fenómeno climático, producido por las altas temperaturas del Pacífico, que suele causar fuertes lluvias e inundaciones en Suramérica.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin