Otros deportes

Bolivia se arropa en las medallas conquistadas por su nadadora estrella

Cochabamba (Bolivia), 31 may (EFE).- Bolivia se arropa en las tres medallas de plata que consiguió su abanderada, la nadadora Karen Tórrez, que suponen un consuelo ante la campaña cumplida hasta ahora por el país anfitrión de los Juegos Suramericanos, que está entre los últimos en el medallero.

"Hice todo lo posible por ganar la de oro (...), pero me voy contenta con tres pruebas y tres medallas logradas", dijo la boliviana en una declaración ofrecida tras su última competición.

Bolivia ocupa el puesto 11 de 14 en el medallero de la undécima versión de los Juegos Suramericanos que se celebran en Cochabamba.

Los anfitriones han conseguido hasta el momento cinco medallas, las tres de plata logradas por Tórrez y dos bronces.

Para esta deportista, parte de la clave del éxito está en el trabajo "psicológico" que un atleta, especialmente el boliviano, debe tener para dejar de lado "el historial" de resultados mayormente negativos del país y enfocarse en su propia capacidad.

"Si nosotros (los bolivianos) pensamos que nosotros podemos y somos mejores, eso hace la gran diferencia al momento de entrar a la piscina", puntualizó.

La atleta boliviana consiguió el segundo sitial en 50 metros libre, 100 metros mariposa y 100 metros libre.

El desempeño de Tórrez ha causado que la mirada de la afición local se vuelque hacia ella y le dé su apoyo absoluto, lo que quedó patente en la masiva asistencia de público el miércoles, cuando intentó buscar el primer peldaño del podio en los 50 metros libres.

Con más de 600 atletas inscritos, Bolivia es una de las delegaciones más numerosas que participan en los juegos, sin embargo la relación entre cantidad y calidad no ha sido la esperada.

En una anterior declaración a los medios esta semana, Tórrez remarcó la necesidad de promover el deporte de competencia y no solamente el recreativo o inicial, como se acostumbra en su país.

También recalcó que el proceso que lleva al éxito a un deportista se consigue con el trabajo de años y no de unos cuantos meses.

Para esta competencia, varios atletas bolivianos de bádminton y tenis de mesa, entre otros, tuvieron la posibilidad de entrenarse en China durante algunos meses para forjar su nivel y su aprendizaje.

Algunos de los entrenadores bolivianos consultados por Efe destacaron esa labor, que fue parte de la manifestación del apoyo gubernamental a los atletas, pero coincidieron en que no es suficiente frente a la preparación de potencias deportivas como Brasil o Colombia.

Así, este entrenamiento en otros países es valioso, pero sus resultados se verán en un largo plazo, indicaron.

No obstante, el espectador boliviano espera resultados inmediatos, al margen de la gran inversión del Gobierno en los escenarios deportivos que fueron elogiados por los deportistas extranjeros.

Pese a esta situación, la delegación anfitriona aspira en los siguientes días a obtener algunos emblemas en tenis, atletismo y ráquetbol, deportes en los que durante el último tiempo ha podido cosechar alegrías.

En contrapartida, las disciplinas en las que hasta ahora los resultados no han sido del todo gratos fueron las de equipos como el fútbol -el deporte más popular del país-, el fútbol sala, o el jockey sobre césped, por citar algunos en los que Bolivia está en el fondo de las clasificaciones.

Además de Tórrez, existen algunos destellos en deportistas como el ciclista Freddy Gonzales, que ha logrado una histórica medalla de bronce y demandó el apoyo de las autoridades para fortalecer las disciplinas individuales.

Este pequeño lote de medallistas bolivianos lo cierra provisionalmente Mohamed Dames Chávez, que también consiguió el bronce en kárate.

Por su lado, Tórrez buscará mejorar su marcas en el mundial de nado que se celebrará este año y en los Panamericanos del próximo en Lima, que son sus objetivos inmediatos.

También se ha planteado abrir su propia escuela de natación, aunque esta idea aún está en desarrollo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin