Otros deportes

Patriots y Cardinals esperan rivales para las Finales de Conferencia

Houston (EEUU), 17 ene (EFE).- Los Patriots de Nueva Inglaterra y los Cardinals de Arizona hicieron buenos los pronósticos de favoritos y al concluir la primera jornada de la Ronda Divisional ambos equipos ya tienen el pase para las Finales de la Conferencia Americana (AFC) y Nacional (NFC), respectivamente.

Los Patriots fueron los primeros que lo consiguieron dentro de la AFC al imponerse por 27-20 a los Chiefs de Kansas City, gracias a la gran labor del mariscal de campo estelar Tom Brady que volvió a ser el líder perfecto.

Brady lanzó para 302 yardas y dos touchdowns, ambos con el ala cerrada Rob Gronkowski, que estableció nueva marca en la historia de la fase final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) con ocho anotaciones.

Después de trabajar las últimas dos semanas en la recuperación de las lesiones que sufre en rodilla y espalda, Gronkowski tuvo recepciones de touchdown de 8, en el primer cuarto, y 16 yardas, en el tercero que fueron decisivos.

Los Patriots se aseguraron el quinto pase consecutivo al partido por el campeonato de la AFC, mientras que para Brady será el décimo en su carrera, la mejor marca de toda la historia del equipo, y de la NFL, donde siguen ampliando todas las que posee, que son muchas.

Los Patriots (13-4), que defienden el título de campeones, tendrán de rival al ganador del partido entre los Broncos de Denver y los Steelers de Pitsburgh.

Si la victoria es de los Broncos, que juegan en su campo de Denver, los Patriots serán visitantes en el partido por el pase al Super Bowl 50, donde también defenderían el título, si ganan los Steelers, entonces la ventaja de campo será para ellos.

Los Chiefs (12-6), que habían llegado al partido con marca de equipo al tener 11 triunfos consecutivos, esta vez no les acompañó la fortuna en las jugadas decisivas y lo mucho que tardaron en conseguir la anotación final les pesó como una losa cuando intentaron forzar la prórroga y se les agostó el tiempo.

Si el partido entre los Patriots y los Chiefs estuvo igualado y con algo de suspense en la recta final, lo vivido entre los Cardinals y los Packers de Green Bay alcanzó mayor grado de emoción hasta que en el tiempo extra surgió la figura del receptor abierto Larry Fitzgerald y sentenció a favor del equipo de Arizona (26-20).

Fitzgerald, que convirtió un pase corto en 75 yardas de avance, también aprovechó el envió final de 5 yardas que le hizo el mariscal de campo Carson Palmer en la tercera jugada del tiempo extra para asegurar el triunfo.

Las acciones de Fitzgerald se dieron después que el mariscal de campo Aaron Rodgers enviara el partido a tiempo extra con un pase de "Hail Mary" (Ave María) de 41 yardas que capturó en la zona de protección de los Cardinals el receptor abierto reserva Jeff Janis en la última jugada del tiempo regular.

Janis, de 6 pies con 3 pulgadas, un receptor reserva, superó en el salto a los defensivos Patrick Peterson y Rashad Johnson para atrapar el balón.

Los Cardinals pensaban que habían ganado hasta que Rodgers, en una jugada similar al que les dio el triunfo sobre los Lions de Detroit esta temporada, tomó el balón con 5 segundos por jugar, eludió defensivos y lanzó a las diagonales.

La acción de Rodgers es una auténtica excepción que se de una sola vez durante toda la temporada, que se haya dado dos veces, y además por el mismo mariscal de campo, se considera un auténtico "milagro" dentro del deporte de la NFL.

Pero su equipo, como le sucedió el año pasado ante los Seahawks de Seattle, en el partido por el título del Campeonato de la Nacional, al final tampoco tuvieron la suerte de conseguir la victoria que les hubiese mantenido en la lucha por estar en el Super Bowl 50 por los Cardinals tuvieron a su "Hail Larry".

Ahora los Cardinals esperarán a conocer al rival que les puede tocar en el partido por el título de la NFC, que saldrá del duelo que hoy, domingo, disputen los Panthers de Carolina, con la mejor marca de la NFL, y los Seahawks, que defienden el título de campeones.

Un triunfo de los Panthers, entonces los Cardinals tendrán que viajar hasta Charlotte para buscar el boleto que les lleve al Super Bowl 50, si la victoria cae del lado de los Seahawks, ellos se quedan de locales y recibirán al equipo de Seattle.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint