Motor

El "dieselgate" le da la victoria a Toyota en su apuesta por los híbridos

  • El escándalo del diésel y el crecimiento de los eléctricos impulsan a Toyota
Un coche híbrido de Toyota. Foto: Bloomberg.

Durante años, Toyota se concentró en vender sus modelos híbridos en Europa, evitando una competencia entre vehículos a diésel con líderes del mercado que incluían a Volkswagen. La estrategia del fabricante automotor japonés finalmente está dando frutos.

En el primer año completo desde que el escándalo de las emisiones de Volkswagen sumiera en el caos al gigante alemán, Toyota está en vías de registrar un alza de aproximadamente un 40% en sus ventas anuales de vehículos que funcionan con gasolina y electricidad en Europa. Los híbridos representarán más de la mitad de las entregas de Toyota en la región para fines de la década, según Karl Schlicht, vicepresidente ejecutivo de la división europea del fabricante de autos.

El dilema europeo de Toyota fue una incompatibilidad de productos más que una crisis de regulación. A comienzos de la década, cuando la demanda de su Prius estaba en alza en otros mercados como Estados Unidos, el modelo apenas atraía compradores en Europa, donde casi la mitad de las ventas de toda la industria corresponde a vehículos a diésel. Después de que el escándalo de emisiones de Volkswagen socavara a esos motores, la decisión estratégica de Toyota de evitar la competencia directa de sus modelos con vehículos a diésel e imponer sus híbridos a sus concesionarios ahora está generando resultados.

"Cuando tienes una estrategia basada en la necesidad y esta funciona para los clientes y el mundo, es una fuerza muy poderosa", dijo Schlicht en una entrevista. "En cierto sentido tuvimos que hacerlo y eso hizo que nos concentráramos".

Toyota todavía es un actor pequeño en Europa, donde alcanzó una cuota de mercado del 4,3% en los once meses que terminaron en noviembre, muy por detrás de Volkswagen, que lidera el mercado con un 24,1%, según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles. De todos modos, está en una posición envidiable en momentos en que Volkswagen y otras automotrices dependientes del diésel como BMW, Daimler y Fiat Chrysler Automobiles necesitan acelerar la marcha hacia motores eléctricos.

Eric Felber, portavoz del grupo Volkswagen, declinó efectuar comentarios sobre el aumento de las ventas de híbridos a expensas de los autos a diésel.

Las acciones de Toyota han caído 8,7% este año, lo que se compara con un descenso de 8,7% de Daimler y alzas de 2,1% de Volkswagen y de 2,4% de Fiat Chrysler.

¿La muerte de los diésel?

Analistas de UBS proyectaron en un informe de este mes que los autos a diésel prácticamente desaparecerán para 2025 y serán reemplazados por híbridos y vehículos eléctricos a batería. Atenas, Madrid, Ciudad de México y París se han comprometido a eliminar gradualmente los vehículos a diésel para 2025 en una apuesta a reducir la contaminación.

"El diésel va de salida para los autos; hemos visto el principio del fin", dijo telefónicamente Alexander Nix, concesionario de Toyota en Alemania desde 1980. "Una vez que veamos mayores restricciones a las emisiones, simplemente van a ser demasiado caros. Ya hemos visto eso ahora".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0