Mercados

Inicia construcción del Tren Maya, la gran obra del rezagado sureste mexicano

Martí Quintana

México, 16 dic (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio hoy inicio a la construcción del Tren Maya, una colosal obra de infraestructura y un "acto de justicia" que habrá de cambiar el rostro del empobrecido sureste mexicano.

"No es un capricho o imposición porque yo sea del sureste de México. (Esta obra) es sobre todo un acto de justicia, porque ha sido la región del país más abandonada", apuntó el mandatario izquierdista, nacido en el estado de Tabasco, en una ceremonia simbólica de inicio de obra en Palenque (Chiapas).

Acompañado de representantes de los pueblos mayas, aseguró que en cuatro años logrará finalizar los más de 1.500 kilómetros de vías que contempla este tren que cruzará cinco estados; Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

El ferrocarril tiene una inversión estimada de unos 150.000 millones de pesos (unos 7.389 millones de dólares) y contará con 15 paradas que unirán puntos tan importantes como el balneario de Cancún o las ruinas de Palenque con otros municipios más desconocidos como Calakmul o Tenosique.

Detalló que en el Paquete Económico para el ejercicio fiscal del 2019, que presentado este sábado deberá ser aprobado por la Cámara de Diputados, se contempla una inversión inicial de unos 6.000 millones de pesos (unos 295 millones de dólares)

"Pero no alcanzan, y por ello necesitamos hacer una mezcla de recursos, inversión privada", dijo antes de convocar a empresarios a que participen en esta obra, mediante licitaciones por tramos.

"Este es un proyecto para reactivar la economía en el sureste del país. Para que tengan una idea, llegan alrededor de diez millones de turistas a Cancún pero solo se dedican a disfrutar de las playas del Mar del Caribe, y no se introducen hacia los estados del sureste, donde existe una riqueza cultural extraordinaria", señaló.

Explicó que habrá tres tipos de trenes -de carga, turístico y de pasajeros (con descuentos para los habitantes de la región)- a fin de sacar el máximo de utilidad y rendimiento al Tren Maya.

De acuerdo con información de la Presidencia, el ferrocarril será también respetuoso con el medio ambiente, pues usará locomotora de biodiesel híbrida, y cuidará la fauna y flora de los tramos que cruce, especialmente los más selváticos.

Además, utilizará principalmente derechos de vía e infraestructura ya existente, aunque en desuso, de un antiguo tren de carga que recorría parte de la zona y dejó de operar por problemas económicos.

"Ahora que hablamos del Tren Maya, surgieron algunos que protestaron diciendo que se iba a afectar el medio ambiente, pero al contrario, no vamos a tirar un solo árbol", aseveró el mandatario.

El gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, remarcó que esta obra detonará el "progreso" en la región, de las más pobres de México, llevando a un "mayor índice de desarrollo humano".

La ceremonia de este domingo incluyó un ritual a la Madre Tierra a cargo de pueblos originarios de la zona, dotando el evento de un gran simbolismo, porque se había criticado la obra por no tener en cuenta a los pueblos mayas.

Emilio Ramón, secretario para el Desarrollo Sustentable de los Pueblos Indígenas de Chiapas, encabezó un ritual en el que escenificó la aceptación de la obra por parte de las doce etnias mayas.

"Me da mucho gusto que estén aquí los pueblos originarios, la verdad más íntima de México. (...) La modernidad nuestra es una modernidad surgida desde abajo, a partir de nuestras culturas y para todos", concluyó López Obrador, de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que asumió la Presidencia el pasado 1 de diciembre.

De esta manera, la construcción del Tren Maya inició finalmente este domingo su trayecto hacia la realidad, tras 12 años de intentos fallidos por parte de anteriores administraciones.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin