Mercados

Brasil redujo en un 11,29 % su déficit en las cuentas públicas hasta octubre

Río de Janeiro, 30 nov (EFE).- Brasil acumuló entre enero y octubre un déficit nominal en sus cuentas públicas de 368.769 millones de reales (unos 99.667,3 millones de dólares), valor en un 11,29 % inferior al de los diez primeros meses de 2017, informó hoy el Banco Central.

El déficit fiscal nominal del país había ascendido a 415.769 millones de reales (unos 112.370 millones de dólares) en los diez primeros meses del año pasado, cuando alcanzó el equivalente al 7,69 % del producto interior bruto (PIB) brasileño.

La reducción del saldo negativo permitió que el déficit público de los diez primeros meses de este año bajara hasta el equivalente al 6,49 % del PIB, según los cálculos del Banco Central.

En los últimos doce meses hasta octubre el déficit se ubicó en 464.448 millones de reales (unos 125.526,5 millones de dólares), el equivalente al 6,79 % del PIB, un porcentaje inferior al 7,80 % registrado en todo 2017.

Pese a esa reducción, el porcentaje continúa siendo considerado preocupante por las agencias de calificación de riesgo y una amenaza a la capacidad del país de honrar todos sus compromisos.

La reducción del déficit fue resultado de las medidas que ha implantado desde 2016 el presidente de Brasil, Michel Temer, para sanear las cuentas públicas brasileñas, cuyo gigantesco déficit es considerado como una de las mayores trabas al crecimiento del país.

Desde que llegó al poder Temer impulsó una agenda económica de corte liberal, basada en privatizaciones, recortes presupuestarios y reformas estructurales, incluyendo una severa reforma laboral, con el objetivo de superar la dura recesión que Brasil sufrió entre 2015 y 2016.

El presidente electo, Jair Bolsonaro, ha dejado claro que igualmente adoptará una política económica liberal para equilibrar las cuentas y que la profundizará en algunas áreas, como en la reducción del Estado y en las privatizaciones.

El líder ultraderechista pretende presentar una reforma al régimen de jubilaciones, considerada imprescindible por el mercado financiero para revertir el abultado déficit público de Brasil.

El Banco Central informó igualmente que el déficit primario del país en los diez primeros meses de 2018 fue de 51.523 millones de reales (unos 13.925,1 millones de dólares), con una reducción del 33,39 % frente al registrado entre enero y octubre del año pasado.

El llamado déficit primario, utilizado por Brasil como referencia de las cuentas públicas, mide la diferencia entre los ingresos y los gastos del Gobierno central, las empresas estatales y de las administraciones regionales y municipales sin incluir los recursos destinados al pago de intereses de deuda.

El déficit primario acumulado hasta octubre, por lo mismo, es compatible con la meta que se impuso el Gobierno de terminar 2018 con un saldo negativo en sus cuentas públicas de hasta un máximo de 161.300 millones de reales (unos 43.594,6 millones de dólares) sin tener en cuenta lo destinado al pago de intereses.

En cuanto a la deuda bruta del sector público, el Banco Central informó que ascendió en octubre a 5,231 billones de reales (unos 1,414 billones de dólares), el equivalente al 76,5 % del PIB, un porcentaje inferior al de septiembre (77,2 % del PIB).

De acuerdo con los datos del Fondo Monetario Internacional, la deuda bruta de otros países emergentes como Brasil no supera el 50 % del PIB.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin