Mercados

Inauguran un corredor que mejorará la movilidad del tráfico en Texas, EE.UU.

Fort Worth (EEUU), 19 jul (EFE).- La constructora española Ferrovial, a través de su concesionaria Cintra, inauguró hoy la ampliación de una autopista en Fort Worth, en el área metropolitana de Dallas (Texas), que costó 1.600 millones de dólares.

La construcción de 16 kilómetros de rampas y accesos adicionales en la autopista interestatal 35W está destinada a mejorar el congestionado tránsito rodado en una región con más de 7 millones de personas.

En la inauguración, con el simbólico gesto de cortar la cinta, los asistentes pudieron fotografiarse con dos imponentes ejemplares de bueyes longhorns y varios vaqueros que convirtieron el acto en un estreno al más puro estilo Texas.

Con esta construcción, el norte de Texas cuenta desde ahora con 120 kilómetros de la autopista de peaje conocida como TEXpress Lanes, que tendrá tarifas variables en función de la congestión y la hora del día en la que los usuarios circulen por ella.

Las autoridades que acudieron a la presentación mostraron su satisfacción por el resultado final, dos meses antes del plazo establecido para la finalización de la obra, y dar así comienzo a la circulación de un enclave nacional para el transporte de mercancías.

"Estos corredores en ambientes urbanos donde hay que mantener el tráfico durante la obra tienen su mayor complejidad precisamente en eso, en gestionar los desvíos de tránsito para poder trabajar con la menor afección posible al día a día", explicó a Efe el primer ejecutivo de Cintra, Alberto González Luelaza.

La constructora ya participa en otros dos proyectos en suelo texano, por lo que en 2010 al conocer la "oportunidad singular" que representaba esta extensión, en una ruta que va desde la frontera de México hasta Canadá, decidieron presentar su idea para el área de Fort Worth.

González valoró positivamente la "sólida" relación con el Departamento de Transporte de Texas, puesto que para la empresa el estado de la estrella solitaria es una región "muy importante" como puerta de entrada en el mercado estadounidense.

La financiación de la obra ha sido "prácticamente" privada, con una pequeña participación de fondos públicos, lo que, en opinión de la alcaldesa de Fort Worth, Betsy Price, refleja la importancia de la colaboración entre ambas esferas.

A ello también se refirió el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, quien destacó que "no hay mejor socio que Texas" y que esta relación es clave para el desarrollo de la región.

"Ferrovial es una empresa multinacional que lleva más de 60 años realizando proyectos en todo el mundo, pero ninguno mejor que éste, estamos encantados de estar aquí", manifestó del Pino.

El director de Transporte del North Central Texas Council of Governments, Michael Morris, insistió en que el nuevo corredor permitirá que los habitantes de la zona no "permanezcan mucho tiempo" en atascos y puedan planificar mejor sus viajes diarios.

Por ello, agradeció el trabajo de todas las partes implicadas en el diseño y elaboración de proyectos innovadores que mantengan "constante" el crecimiento del eje Dallas-Fort Worth.

Otros 96 kilómetros de peaje están en construcción o fueron asignados a empresas privadas, lo que supone una inversión total de 4.000 millones de dólares en la ampliación de la interestatal 35W.

El alto comisionado del condado de Tarrant, Gary Fickes, añadió durante la inauguración que obras como ésta permiten mejorar no solo la economía de la ciudad, sino también la seguridad de los conductores.

Los expertos analizaron el desarrollo empresarial en torno a dichas carreteras, con un incremento de negocios locales y áreas residenciales que fomentan el consumo y la expansión en varios ámbitos de la sociedad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin