Mercados

El Gobierno de Chile destaca mejores perspectivas de la OCDE para el país

Santiago de Chile, 30 may (EFE).- El Gobierno de Chile destacó la mejora de las perspectivas económicas del país difundidas hoy por la OCDE, que este miércoles proyectó un crecimiento del 3,6 % del producto interior bruto (PIB), dos puntos más que el aumento anotado en 2017.

La previsión es además 0,7 puntos porcentuales más que el 2,9 % pronosticado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su anterior informe, el pasado noviembre.

Además de las mejores condiciones externas, en la mejora de las perspectivas ha influido la recuperación en Chile de la confianza, tanto de empresarios como de los consumidores, dijo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

En un contacto con los periodistas locales desde París, donde asiste a una reunión de la OCDE, Larraín consideró "muy importante" el aumento de la proyección y lo atribuyó a diversos factores, como mejores condiciones para la inversión y las exportaciones, así como a la recuperación de la confianza.

Consideró además interesante que la OCDE destaque la simplificación del sistema tributario anunciada por el Gobierno de Sebastián Piñera "como algo que puede traer un beneficio importante, junto con las medidas pro inversión que ha estado impulsado el Gobierno".

En Santiago, en tanto, el ministro de Economía, José Ramón Valente, comentó que lo más importante de todo es que la OCDE "aumentó fuertemente sus proyecciones de crecimiento de la inversión" para este año, desde un 2,9 % el pasado noviembre a un 4,5 % en su informe semestral presentado este miércoles.

"Los esfuerzos que ha estado haciendo el Gobierno y que hemos estado liderando desde el Ministerio de Economía son justamente porque entendemos que la inversión es lo que le puede dar raíces firmes al crecimiento económico de Chile", afirmó Valente.

"Eso es lo que queremos, un crecimiento con raíces, para que sea a largo plazo, para que sea sostenible y no se lo lleve el viento", añadió.

En su informe de hoy, la OCDE dijo que el crecimiento en Chile empezó a ganar impulso en la segunda mitad del año pasado y se está arraigando a medida que ese dinamismo exterior y tipos de interés "históricamente" bajos estimulan la actividad económica.

Puntualizó asimismo que la confianza empresarial y de los hogares, y las exportaciones han crecido ayudadas por esos tipos de interés, una mayor demanda externa y precios del cobre -el principal producto chileno-, robustos.

También ha habido un aumento en los beneficios salariales, mientras que la inflación, que ronda el 2 %, se ha mantenido dentro de las expectativas.

Recordó el organismo que el Gobierno de Sebastián Piñera se ha comprometido a recortar el déficit fiscal, aunque advirtió que un declive en la inversión en infraestructuras podría afectar al crecimiento a largo plazo, si el aumento previsto en proyectos público-privados no se materializa.

Para la OCDE, es necesario un impulso en la inversión y en la productividad para mantener en Chile un fuerte crecimiento a mediano plazo, mientras que para fortalecer la innovación se requiere una mejor infraestructura logística y de transporte, además de un apoyo directo a la investigación y el desarrollo.

Advirtió también que la economía chilena seguirá vulnerable al proteccionismo y consideró que la demanda interna jugará un papel destacable en el avance económico, impulsada por buenas condiciones financieras y la mayor confianza empresarial y de los consumidores.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin