Mercados

La constructora UTC firma un acuerdo de lenidad por implicación en caso Petrobras

Brasilia, 10 jul (EFE).- La constructora brasileña UTC, implicada en el caso de corrupción en Petrobras, firmó hoy un acuerdo de lenidad con el Gobierno en el que se comprometió a pagar 574 millones de reales (175,8 millones de dólares) por su participación en la trama, informaron hoy fuentes oficiales.

"Como una de las herramientas de la lucha contra la corrupción, el acuerdo supone la reparación integral del daño causado al erario público, asumido y declarado por la empresa", dijo la abogada general del Estado, Grace Fernandes Mendonça, en rueda de prensa.

De esta forma, la empresa reconoció los daños causados a la Administración por medio de prácticas corruptas y se comprometió a repararlos con la indemnización económica pactada.

De la cifra total a pagar, 400 millones de reales (122,5 millones de dólares) corresponden al 70 % del beneficio obtenido por UTC en contratos obtenidos ilícitamente.

Otros 110 millones de reales (33,7 millones de dólares) servirán para resarcir los sobornos pagados por la compañía a funcionarios públicos y el resto será depositado en concepto de multa por las irregularidades cometidas.

La compañía tiene un plazo de 22 años para abonar todo el montante definido en el acuerdo de lenidad, que será supervisado por la propia abogacía del Estado y la Contraloría General de la Unión.

UTC participó en un "cartel" con otras 15 importantes constructoras de Brasil para hacerse con las licitaciones de manera fraudulenta de Petrobras, según señaló la Fiscalía en sus investigaciones.

Las autoridades comprobaron que ese exclusivo grupo obtenía contratos amañados con Petrobras, inflaban los valores y repartían las diferencias entre directores de la petrolera estatal y partidos políticos que amparaban la práctica y legislaban a favor de estas empresas.

Además de UTC, el "cartel" estaba integrado por Odebrecht, Camargo Corrêa, Andrade Gutiérrez, OAS, Queiroz Galvão, Engevix, Galvão, GDK, Iesa, Mendes Júnior, MPE, Promon, Skanska, Toyo Setal y Techint.

A cambio de firmar el acuerdo de lenidad, la constructora está habilitada nuevamente para ser contratada por el Gobierno Federal, aunque esa posibilidad tendrá que ser ratificada por el Tribunal de Cuentas de la Unión, que en marzo pasado declaró a la empresa como "no idónea".

"Tenemos la plena convicción de que este acuerdo fue firmado en base sólida y que la mayor beneficiada será la población", afirmó Mendonça.

El escándalo en torno a los millonarios desvíos en Petrobras ya ha enviado a prisión a varios políticos y empresarios, ha salpicado a la figura del presidente Michel Temer y a varios de sus ministros, así como a los exmandatarios Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin