Mercados

Falsa alarma con el bacon en Estados Unidos: los precios se disparan por la caída de reservas

  • Las reservas de la producción están en niveles mínimos desde 1957
Foto: Getty

En la hamburguesa. Con huevos fritos. Con patatas. Solo. El bacon puede acompañar a cientos de recetas y es consumido en masa en Estados Unidos. Y es precisamente este nivel de consumo el que ha puesto a las deliciosas tiras de panceta ahumada en el ojo del huracán ante el miedo de que llegue una escasez del producto en el país de las barras y estrellas.

El año pasado, en Estados Unidos consumieron bacon 258 millones de personas, según datos del Censo de aquel país y del Simmons National Consumer Survey. Estadísticas del año 2006 mostraban de que los americanos consumían 737 millones de libras de bacon al año, lo que equivalía a 2.000 millones de dólares en coste para el consumidor. No en vano, un libro monográfico de recetas dedicado a esta carne denomina a este país como la 'Bacon Nation' (nación del bacon).

Medios como Forbes, NBC o USA Today han encendido las alarmas este miércoles: las reservas estadounidenses de bacon están en niveles mínimos de los últimos 50 años. Se hacen eco de un informe del Ohio Pork Council, cuyo presidente afirma que aunque están produciendo más alimentos porcinos que nunca, sus reservas "están vaciándose". El Departamento de Agricultura recogió que en diciembre de 2016 el vientre de cerdo congelado cayó a mínimos desde 1957, con 17,8 millones de libras producidas, un 35% menos que el año anterior.

Al auge de la demanda le ha acompañado un incremento de los precios, de hasta el 20% en enero, y de 0,5 dólares por libra en los últimos dos meses.

Sin embargo, otros medios se han apresurado a calmar los ánimos ante una población inquieta ante la posibilidad de no poder disfrutar de este alimento durante la Super Bowl de este domingo. "Implicar que va a haber una cierta escasez de bacon es erróneo", ha apuntado el analista del mercado del cerdo Steve Meyer en declaraciones a The New York Times, quien sí coincide que la producción de cerdo marcará récord este año. Parece, por tanto, que los americanos pueden estar tranquilos: no tendrán problemas para seguir siendo uno de los países con mayor índice de obesidad del mundo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin