Mercados

Rousseff conoce el nuevo avión de transporte militar desarrollado por Embraer

Brasilia, 5 abr (EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, conoció hoy el KC-390, un nuevo avión de transporte militar de la empresa Embraer que pretende competir con los viejos Hércules C-130 estadounidenses y los más modernos Antonov An-178 ucranianos.

El avión, con una capacidad de carga de 26 toneladas, ha sido desarrollado por la empresa aeronáutica brasileña en sociedad con Argentina, Portugal y la República Checa, que han aportado diversas partes, como las puertas de los trenes de aterrizaje, secciones del fuselaje o los flaps, entre muchas otras piezas.

Rousseff conoció el nuevo aparato en la Base Aérea de Brasilia, en un acto en el que estuvo acompañada por el ministro de Defensa, Aldo Rebelo, autoridades militares y directivos de la empresa, que en el área de defensa ofrece, entre otros, los aviones Súper Tucano y los cazas A-1 AMX.

"Es un producto robusto, con gran capacidad estratégica, y una prueba de la capacidad de la ingeniería nacional", declaró Rousseff tras la visita.

Embraer presenta al KC-390 como un avión "polifuncional", que puede ser usado en operaciones de transporte, combate a incendios forestales o abastecimiento aéreo de combustible, entre muchas otras misiones.

Tiene 32,5 metros de largo, una envergadura de 35 metros y puede transportar equipamientos militares y hasta 80 soldados o un máximo de 60 paracaidistas, en ambos casos con sus armamentos.

Su autonomía de vuelo ha sido calculada en 6.000 kilómetros a una velocidad máxima de crucero de 860 kilómetros por hora (465 nudos).

El KC-390 está equipado con dos motores V2500 producidos por el consorcio multinacional Aero Engines, cuenta con una rampa trasera y está preparado para operar hasta en terrenos con dificultades, como pueden ser pistas no asfaltadas.

El avión visitado hoy por Rousseff es el segundo prototipo del modelo desarrollado por Embraer, que aspira a contar con todas las certificaciones necesarias para fines del año próximo.

El primero de los prototipos del KC-390 fue presentado a inicios de 2014 y en febrero del año pasado realizó su vuelo inaugural en la ciudad de Sao José dos Campos, donde está la sede de Embraer.

Las primeras entregas están previstas para 2018 y serán para la Fuerza Aérea Brasileña, que ya se ha comprometido a adquirir 28 aviones por un valor total de 7.200 millones de reales (unos 2.000 millones de dólares).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint