Medio ambiente

Piñera promete medidas por la contaminación en área industrial de la costa chilena

Santiago de Chile, 25 ago (EFE).- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, prometió hoy tomar medidas frente a la contaminación que afecta a las localidades de Quintero y Puchuncaví, en la costa de la región de Valparaíso, tras dos intoxicaciones masivas que afectaron en los últimos días a centenares de personas.

El área acoge un gran parques industrial, con 17 plantas que son apuntadas por los habitantes como responsables de estos episodios, que se repiten desde hace décadas en la zona, calificada por Greenpeace como el "Chernóbil" chileno.

En ese contexto, el mandatario chileno expresó en su cuenta de twitter "la clara actitud" de su Gobierno frente al problema: "Proteger la salud de las personas y el medio ambiente, tomando todas las acciones preventivas necesarias".

A ello sumó el compromiso de "investigar las causas para evitar que se repitan y sancionar a los responsables".

Tras el último episodio, en el que más de cien personas fueron atendidas el jueves por una intoxicación provocada aparentemente por hidrocarburos, las autoridades ordenaron la paralización de algunas faenas en refinería de la estatal Empresa Nacional del Petróleo (Enap).

La compañía acató la medida, pero afirmó en un comunicado que "todas las investigaciones que hemos realizado muestran que Enap no es responsable de estos lamentables sucesos", y anunció que de comprobarse su inocencia, tomará acciones legales para resguardar su prestigio.

La ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, respondió que "la prioridad es la salud de las personas y, por lo tanto, cualquier faena que pueda estar afectando la salud de la gente debe ser cancelada".

El viernes, los habitantes de la zona se manifestaron frente a la situación que los afecta, con acciones que incluyeron la destrucción de una oficina de la estatal Corporación del Cobre, que tiene una fundición en la zona.

Este sábado el Colegio Médico expresó su preocupación y advirtió que las sustancias químicas detectadas pueden causar secuelas irreversibles en niños y mujeres embarazadas.

En un comunicado, la entidad advirtió de la presencia de nitrobenceno, metilcloroformo, tolueno, isobutano y posiblemente dióxido de azufre en el aire de la zona.

"Nos preocupa que sean reiterados en el tiempo estos episodios en los que se expone a la población a sustancias nocivas, generando un problema de salud pública", subrayó.

En tanto, varios parlamentarios de la región presentaron en la Corte de Apelaciones de Valparaíso un recurso de protección a favor de los habitantes de Quintero y Puchuncaví, sobre la base de un artículo de la Constitución que garantiza a los chilenos a vivir en un ambiente libre de contaminación.

"Hemos entregado algunos antecedentes de la Secretaría Regional del Salud, que hizo controles de emisiones de dióxido de azufre que sobrepasan los máximos permitidos", dijo a los periodistas el senador Francisco Chahuán.

Osvaldo Pascual, portavoz del grupo ambientalista "Dunas de Ritoque", consideró la situación "un desastre" y, en declaraciones a radio Cooperativa, dijo que Chile debería ser expulsado de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

"Esto es un desastre ambiental. Nos deberían echar de la OCDE por el desastre que hay acá por más de 40 años", afirmó Pascual, que denunció además a "ejecutivos de empresas que tomaron decisiones económicas sabiendo que iban cobrar vidas humanas".

"El mismo escenario se aplica para autoridades políticas", apostilló el dirigente, que acusó al Estado de haber "envenenado a una población indefensa, pobre y débil" y anunció que la organización recurrirá a tribunales internacionales para denunciar "este genocidio".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin