Materias primas

Experto plantea una fórmula de valor compartido y seguros para los pequeños cafeteros

Bogotá, 12 jul (EFE).- Cafe for Change, una empresa emergente que busca demostrar que es posible un modelo sostenible para el negocio del grano, propone implementar una fórmula de "valor compartido" que recaude 10 centavos de dólar por cada taza de esta bebida para ayudar a los caficultores y financiar un sistema de seguros.

"La idea es que lo que pague el consumidor pase directamente a la zona productora con beneficios como el seguro agrícola, seguridad social, educación, salarios y por eso proponemos este sistema", dijo a Efe el responsable del proyecto, el guatemalteco Fernando Morales de la Cruz, con motivo del Primer Foro Mundial de Productores de Café que concluyó hoy en Medellín.

Morales propone que Europa, Estados Unidos y Japón trabajen para llegar a un acuerdo para crear un mecanismo por el que multinacionales y otros actores del mercado del café pongan en marcha este ambicioso sistema que podría transformar la vida de millones de cafeteros.

"La verdad es que hay una cosa terrible en la industria del café pero que a la vez es parte de la solución, y es que está concentrada en una pocas manos que son los compradores y las grandes cadenas de cafeterías", agregó.

Morales de la Cruz advirtió además que la mayor parte de la producción cafetera del mundo, liderada por Brasil, Vietnam y Colombia, la hacen pequeños agricultores que en muchos casos "no tienen ni cuenta de banco".

Según los cálculos de Cafe for Change, en el mundo se venden al día 500 millones de tazas de café y si se aplicara esa tasa de 10 centavos se lograrían 50 millones de dólares diarios para ayudar a los pequeños caficultores de todo el mundo.

El experto ha contactado con multinacionales como Zurich o Generali para explicarles su propuesta, que también ha hecho llegar a personalidades como el expresidente estadounidense Barack Obama, al secretario general de ONU, Antonio Guterres, y a la reina Letizia de España, entre otras.

El economista estadounidense Jeffrey Sachs, propuso ayer en el Foro de Productores de Café una compensación de valor compartido de cinco centavos de dólar por cada taza de café vendida en los países desarrollados.

Sin embargo, Morales considera que esa cantidad sería insuficiente para erradicar el trabajo infantil y acabar con la pobreza en todas las regiones productoras.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin