Materias primas

Seis heridos en enfrentamiento entre policía y campesinos en Paraguay

General Resquín (Paraguay), 22 ene (EFE).- Un enfrentamiento entre policías que protegían la fumigación de un campo de soja y campesinos que protestaban contra el uso de agrotóxicos cerca de sus casas en Paraguay se saldó hoy con cinco civiles heridos leves y uno de mayor gravedad por un disparo de bala de goma en un ojo.

El grupo de labriegos pretendía evitar que un tractor fumigara una plantación de soja a tan solo 20 metros la colonia campesina Cresencio González, en el departamento norteño de San Pedro.

Las familias campesinas se quejan de que los productos químicos contaminan los alimentos que ellos cultivan y consumen.

Armados con palos, los civiles intentaron sobrepasar el cordón de 250 agentes de la Policía Nacional que custodia las tierras, cuyo propietario es un terrateniente brasileño que acapara unas 40.000 hectáreas solo en el distrito de General Resquín, según explicó a Efe su alcalde, Eugenio Rodas Riquelme.

El batallón policial respondió con disparos de balas de goma y gases lacrimógenos, mientras el tractor continuaba fumigando.

"El motivo de los campesinos es la falta de respeto por las leyes medioambientales, acá en frente se nota claramente que no hay valla de protección como dice la ley", dijo Rodas.

El alcalde declaró que el territorio de este municipio está cubierto en un 60 % por cultivos de soja de grandes terratenientes, en su mayoría brasileños.

"El uso de agrotóxicos perjudica seriamente a la salud de la población, al medio ambiente y a la producción tradicional de las familias campesinas", añadió.

La persona herida en un ojo fue traslada a un centro médico, mientras que los otros cinco, que recibieron también disparos de bala de goma en la cara, en las orejas, el cuello y el pecho, permanecieron en el lugar siendo atendidos por un auxiliar de atención primaria, según pudo constatar Efe.

"Tiraron a propósito del pecho para arriba, la mayoría fueron heridos en ojos, cabeza y orejas", manifestó Rodas, que llegó al lugar para mediar entre las dos partes nada más conocer que se estaba produciendo el enfrentamiento.

Hace aproximadamente un mes hubo otro choque, aunque de menor envergadura.

El comisario Odilio González, al cargo del batallón policial, dijo a Efe que tiene "amparo constitucional firmado por un juez" para proteger la tierra del empresario brasileño.

"Son izquierdistas, se mueven por ideología. Quisieron entrar, cortaron alambre, quisieron quemar el tractor que estaba trabajando y repelimos con gas lacrimógeno", añadió.

Según el comisario, los campesinos rompieron un vidrio de un coche patrulla e hicieron un rasguño en la nariz a un agente y otro rasguño en el mentón a otro.

El alcalde de General Resquín dijo que en la plantación de soja donde ocurrió el enfrentamiento no se respetan las leyes medioambientales, que prohíben la fumigación con agroquímicos si el viento sobrepasa los 10 kilómetros hora o si la temperatura supera los 32 grados.

El tractor comenzó a fumigar cerca de las 10 de la mañana con una temperatura de unos 36 grados, en esta zona de tierra roja y caminos áridos considerada por las autoridades como la región más pobre del país.

Además de las 42.000 hectáreas que tiene en Resquín, la empresa sojera del latifundista brasileño, Agroganadera Aguaray S.A, posee otra superficie similar en el departamento de Canindeyú, según el intendente Rodas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin