Latinoamérica

Damm se alía con la gastronomía y el estilo mediterráneo en América

El chef Ferrán Adrià.

Nueve años después de poner en marcha su campaña de internacionalización, la propietaria de las marcas de cerveza Estrella Damm y Voll Damm, ó de las aguas Veri y Fuente Liviana, entre otras enseñas, ha conseguido llevar sus productos a más de 85 países en los que ha querido y podido ligar su crecimiento a la difusión de la gastronomía española y al estilo de vida de Barcelona y el Mediterráneo. Dos pilares en los que también se ha basado su aterrizaje en América Látina.

Un vasto territorio al que Damm empezó a llegar en el año 2008, justo cuando explotó la crisis económica y financiera internacional, de la mano de tres de sus marcas de cerveza: Estrella Damm, a la que para su exportación ha añadido en su etiqueta la palabra Barcelona, con el fin de recordar su vinculación al estilo de vida del Mediterráneo; Inedit, la cerveza gourmet elaborada por Ferrán Adrià y diseñada para degustarla durante las comidas; y Daura, la primera cerveza del mercado apta para celíacos.

Ahora, siete años después de sus primeras incursiones en suelo latinoamericano -concretamente en Chile y Uruguay (que fueron los países a los que llegó primero), la compañía ha conseguido hacerse hueco en esos dos mercados y en los de Costa Rica, Paraguay, Brasil, Cuba (desde hace un año), Guatemala, El Salvador, Panamá, Perú, Argentina, y, desde hace poco, México.

En todos ellos, Damm ha llegado con su marca Estrella Damm Barcelona y con Inedit y, en el caso de Chile, Argentina y Uruguay, con esas dos y con Daura. Sea con una, con dos o con esas tres marcas que Damm comercializa fuera de España, el posicionamiento en América Latina de esta compañía -fundada en 1876 por el cervecero alsaciano August Kuentzmann Damm en Barcelona- ha sido y está siendo doble: en el canal de alimentación, es decir, en los súper e hipermercados de estos mercados, y en el de la hostelería, siendo la categoría Premium su preferida.

Imagen mediterránea

Una categoría en la que se ha querido posicionar 'tirando' de la gastronomía española y de la buena salud y excelente imagen de la que ésta goza en el plano internacional.

Precisamente, el chef Ferrán Adrià, uno de los principales responsables de esa buena imagen de nuestra cocina, fue uno de los artífices ( junto al equipo de sommeliers de su restaurante elBulli y los maestros cerveceros de Damm) de Inedit, la cerveza gourmet que Damm lanzó en 2008 y con la que ha querido llegar a las mesas de los comensales de América Latina.

¿Con qué objetivo? Con el de conseguir que esa cerveza tuviera un carácter gastronómico y por tanto se consumiera durante las comidas y no sólo en los momentos de aperitivo, como suele ocurrir con las demás marcas.

Además de continuar con esta estrategia en los países americanos en los que ya está presente, fuentes de la compañía han asegurado a elEconomista que los planes de Damm pasan por seguir abriendo nuevos mercados en ese continente, como los de Venezuela, Colombia, Honduras o Ecuador.

"Latinoamérica es un continente importante e interesante para Damm porque es cercano por el idioma y porque hay mucha gente de allí que ha vivido o vive aquí y quiere recordar sensaciones de su estancia en nuestro país cuando vuelven a los suyos de origen; y Damm forma parte de esos recuerdos", sostienen dichas fuentes.

Recuerdos que a su juicio están muy ligados al estilo mediterráneo del que hace gala Damm. Un estilo que va de la mano del sol, de la playa y hasta del equipo de fútbol del Club Barcelona.

De hecho, este club y el protagonismo que en él tiene el jugador argentino Leo Messi ha influenciado y no poco para el buen posicionamiento que Estrella Damm Barcelona tiene en Argentina.

Además de seguir consolidando su presencia en América Latina, ganando peso en los mercados en los que ya está presente y entrando en los que todavía no lo ha hecho, Damm también pretende crecer, en el escenario internacional, en Canadá y en Rusia durante el presente ejercicio.

De todos los países en los que ha conseguido llegar, fuentes de Damm confirman que el principal para la firma es el anglosajón, al que también ha llegado de la mano de la imagen de Barcelona y del estilo de vida del Mediterráneo.

Con ocho fábricas en la Península Ibérica, Damm alcanzó una cifra de negocios de 900 millones de euros en 2014, lo que supuso un 0,4% más que en 2013.

Tras el lanzamiento de Daura en 2006 y de Inedit en 2008, Damm terminó en 2010 la ampliación de la factoría de El Prat, donde consiguió duplicar la producción a cinco millones de hectolitros anuales.

El año pasado, la compañía lanzó un nuevo formato de Inedit, de 33 centilitros, y de Voll-Damm. Además, consolidó también los procesos de transformación de otras empresas de su grupo como Cacaolat y Rodilla. Asimismo, Damm mantuvo durante el último ejercicio una participación del 10% en el accionariado de Ebro Foods.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin