Futbol

Boselli se va de México y confiesa problemas con la directiva del León

León (México), 17 ene (EFE).- El argentino Mauro Boselli, quien fuera jugador del León del fútbol mexicano por cinco años, abandonó hoy el país para jugar en Brasil y aseguró que la relación con la directiva no fue la misma tras no llegar a un acuerdo de renovación.

El 26 de noviembre pasado Boselli sorprendió al emitir un comunicado, según el cual a la directiva no le interesó renovar su contrato y aunque le restaban seis meses, comenzó una guerra que derivó en su salida del equipo

Este día, el argentino emigró a Brasil para ser presentado el próximo domingo en Corinthians.

"Ofrecí disculpas al presidente Jesús Martínez que se enojó por el comunicado que publiqué en redes sociales, pero si no son aceptadas no puedo hacer más. Juro por mis tres hijas que desde el principio de este problema hablé con la verdad", explicó.

Mauro Boselli, ex jugador de Boca Juniors y Wigan entre otros, hizo 105 goles en Liga con el León y se convirtió en figura del equipo, sin embargo las fricciones con la directiva le llevaron a buscar otro equipo.

"Desde el principio, la directiva le comunicó a mi representante que la renovación no era prioridad. Me interesaba seguir en el León, pero ellos tampoco establecieron bien las cosas y por el contrario hubo un fuerte desinterés. No era nada económico, dijeron que buscaba un aumento del 20 por ciento y es mentiras", señaló.

Al quedar en posición lejana al León, Boselli confesó que existieron ofertas de equipos de la liga mexicana, algunas de ellas interesantes, sin embargo, le guardó una lealtad a su equipo.

"Hubo ofertas de dos equipos (América y Atlas), interesantes en varios puntos, pero no iba a traicionar mi corazón; si no juego en el León no juego en México, no podría enfrentar este equipo con otra camiseta, por eso decidí tomar la solución de irme a otro país. Cualquier ofrecimiento aquí no lo iba a aceptar", aseveró.

Dolido por la forma en que salió, en particular con la directiva, atajó los rumores sobre una mala relación con sus compañeros diciendo que todos se despidieron de él de la mejor manera y que México será su segundo hogar siempre.

"Amo a la ciudad de León y a México, lo que sucedió es una cosa entre los directivos del club y yo, los sentimientos con la afición son independientes. A estas alturas de mi carrera tengo que cambiar de aires, pero que un club como Corinthians venga por mí, no es poca cosa", concluyó.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint