Especiales

El diseñador mexicano Louis Verdad retoma camino después de una caída

Los Ángeles, 25 abr (EFEUSA).- Tras haber ascendido hasta la cúspide del mundo de la moda y haberlo perdido todo, el diseñador mexicano Louis Verdad está retomando de nuevo el camino que le llevó al éxito que le permitió conocer a celebridades como Milla Jovovich, Madonna o Christina Aguilera, entre otras

"Después de tener una compañía súper saludable y un espacio en el mundo de la moda donde todo el mundo sabía quién eras se perdió todo en un abrir y cerrar de ojos", confesó el modista a Efe.

"Tuve tres años en los que pasé por algo triste, muy malo, una etapa muy oscura de mi trabajo, pero me levanté y mira, estoy otra vez acá", manifestó.

Todo ese periodo a la deriva no impidió, sin embargo, que el sastre perdiera la ilusión por su trabajo y para el año 2011, el creador ya se había mudado a un taller en el barrio chino de Los Ángeles para comenzar otra vez a diseñar ropa para sus clientes.

"Mi mentalidad ahora es mantener el oficio, estar contento y encontrarme como humano, que lo he hecho", aseguró Verdad a Efe.

Recalcó también que "esto no se hace viejo para mí, es como un reverdecer, todos los días entrar al lugar y hacer algo nuevo es súper emocionante".

Nacido en Chicago, Louis Verdad inició su carrera como diseñador a finales de 2001 y saltó a la fama durante el "Latin Boom" que lideró Ricky Martin a finales de los 90.

"Empecé haciendo ropa de hombre pero no me convencía mucho porque en aquel momento todavía el hombre no estaba tan arriesgado como está ahora", aseguró el diseñador, quien explicó que en aquel entonces "no existía el metrosexual y no tenías la oportunidad de crear color y texturas y mezclar todo".

Fue así como optó por diseñar prendas femeninas de corte clásico y hombros cuadrados y abrió una pequeña tienda en la que contaba con la ayuda de un costurero.

"Estábamos trabajando y vendiendo para tiendas y departamentos de alta reputación en los Estados Unidos", explicó el sastre.

El negocio "empezó a crecer a pasos agigantados" y, sobre el año 2003, Verdad trasladó su tienda a un espacio de 11.000 pies cuadrados en el que había 45 trabajadores. No obstante, llegó un momento en el que no pudo "sustentar la producción" y en el 2007, la empresa quebró.

Contento de haber superado ese periodo turbulento, Verdad asegura que "vive coleando y empezando otra vez".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin