elEconomista.es
Últimas noticias
25.289,27
+0,83%
1,1332
+0,32%
47,77
+7,28%
1.213,15
+0,25%

Derribada la última chimenea de la antigua central de Sant Adrià

- 20:52 - 12/07/2007

    Barcelona, 12 jul (EFECOM).- La última chimenea de la antigua central térmica del Besós, ubicada en Sant Adrià, ha sido derribada a las 20.30 horas de esta tarde mediante la explosión de 20 kilos de Goma 2 colocados en la base.

    Propiedad de la compañía Fecsa-Endesa, la central térmica de Sant Adrià de Besós (Barcelona) estaba en desuso y empezó a ser desmantelada en 2003.

    En su lugar se construirán dos centrales de ciclo combinado, según ha recordado el alcalde de Sant Adrià, Jesús María Canga, que ha calificado de "referente visual" de Sant Adrià las tres torres que todavía permanecen en la margen izquierda del Besós.

    En este sentido, el alcalde ha señalado que la margen izquierda será objeto de una remodelación urbanística que se llevará a cabo teniendo en cuenta la opinión de la ciudadanía.

    La chimenea dinamitada tenía la función de extraer los gases de la caldera, encargada de producir el vapor que hacía mover la turbina de la central térmica, ubicada en el margen derecho del río Besòs y que suministró electricidad durante 34 años a Barcelona y a toda su área de influencia.

    Junto a la antigua Terbesa se levanta la nueva central de ciclo combinado a las que, tras la voladura de la chimenea, se podrá añadir un nuevo grupo de ciclo combinado que, según el subdirector de construcciones de Fecsa-Endesa, Manuel Fernández, será así "más productiva y contaminará menos".

    Las centrales de ciclo combinado producen energía de una manera más ecológica, ya que utilizan como combustible el gas natural, un producto menos tóxico que el petróleo. EFECOM

    jl/gcf

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Flash de noticias América


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Fitch pone calificaciones de Rio Tinto bajo vigilancia negativa
    Brasil se suma a presiones contra China por yuan barato