Empresas

Nace la Alianza FinTech Iberoamérica con el objetivo de impulsar la banca digital en la región

Los miembros fundacionales de la constitución de Alianza FinTech Iberoamérica. Foto: Archivo

Este miércoles se constituyó la Alianza FinTech Iberoamérica, que tiene por objetivo sumar a América Latina a la irrupción de las FinTech en el mundo fomentando el desarrollo de la banca digital en la región e introduciendo las mejores prácticas internacionales para que la región pueda competir en condición de igualdad con el resto de mercados.

Montevideo fue la ciudad escogida para cerrar la creación de la Alianza, que fue anunciada el pasado mes de mayo y que está integrada por las asociaciones de FinTech Centro América y Caribe, Colombia FinTech, Asociación Española de FinTech e InsurTech (AEFI), FinTech México, FinTech Panamá, la Asociación FinTech e InsurTech de Portugal (AFIP), FinTech Perú y la Cámara Uruguaya de FinTech. A ellas, además, se les unirán también asociaciones de otros países de la región como Argentina, Brasil o CHile.

FinTech Iberoamérica pretende contribuir al desarrollo del ecosistema FinTech en el continente ofreciéndose como un foro de conocimiento para el desarrollo normativo y proporcionando un canal para intercambiar experiencias y mejores prácticas que ayuden a crear un mercado global.

Todas las Asociaciones que integran la Alianza coinciden en las bonanzas de las FinTech: impacto positivo sobre la estabilidad financiera global, impulso del emprendimiento y la competitividad, mejora de la inclusión y la educación financiera...

Y, para alcanzar ese desarrollo propuesto de las FinTech, los estatutos de la recién fundada Alianza establecen como principales objetivos los siguientes:

- Promover un marco regulatorio adaptado al sector, con especial foco en la seguridad de los clientes finales.

- Promocionar el emprendimiento, mejorar la competitividad financiera, facilitar la bancarización de todos los países miembros, y la inclusión financiera.

- Servir de orientación, apoyo y acompañamiento en el diálogo con empresas, instituciones y autoridades en sus respectivos ámbitos de actuación.

- Colaboración para la difusión de las actividades que desarrollan sus miembros en sus respectivos países, permitiendo aunar sinergias para impulsar el sector FinTech en la región.

- Creación de un Código de Buen Gobierno y Código ético.

- Conexión entre países en términos de intercambio de talento, inversiones e información.

"Tenemos una oportunidad única de crear un mercado FinTech común en Iberoamérica", asegura Rodrigo García de la Cruz, presidente de la Alianza. Según este, el hecho de que un 58% de los 646,6 millones de habitantes de la región tengan menos de 34 años y que la mitad de esa población no tenga acceso a una cuenta corriente "genera una especial oportunidad para que las nuevas tecnologías aplicadas al sector financiero puedan mejorar la inclusión financiera".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0