Empresas

El misterio de los uniformes de American Airlines que hace enfermar a sus auxiliares de vuelo

Imagen: American Airlines

Ampollas supurantes, sibilancias, sarpullidos, ojos irritados y gargantas resecas: muchos auxiliares de vuelo de American Airlines se quejan de que sus nuevos uniformes les están haciendo enfermar.

Pero después de una batería de pruebas y un tenso tira y afloja entre el sindicato, la aerolínea y el proveedor de uniformes, aún no se sabe qué hay detrás del aumento de quejas relacionadas con la salud.

La Asociación de Auxiliares de Vuelo Profesionales (APFA, por sus siglas en inglés), que representa a los tripulantes de American, ha pedido a la compañía que retire los nuevos uniformes, que se distribuyeron entre sus 70.000 empleados a partir de septiembre.

La aerolínea declara que ya ha gastado más de 1 millón de dólares en tres rondas de pruebas toxicológicas que, hasta el momento, no han descubierto ninguna causa evidente para los problemas de salud.

American y el sindicato han dejado en manos de los protocolos las próximas investigaciones, pero el problema se volvió más polémico la semana pasada en medio de un aluvión de comunicaciones entre la compañía aérea, el sindicato de auxiliares de vuelo y el proveedor de los uniformes.

El sindicato dice que en torno a un 10%, esto es, 2.300, de los auxiliares de vuelo a los que representa han informado de reacciones adversas (entre ellas, sarpullidos, irritaciones de garganta, sibilancias, fatiga y vértigos) desde que empezaron a llevar el nuevo uniforme. ?Sigue siendo un problema serio y creciente, y no va a desaparecer si no se toman otras acciones para remediarlo por parte de la empresa?, explicó el sindicato el jueves en un mensaje a sus miembros.

American ha declarado que el centro de llamadas para los empleados que abrió en octubre ha recibido 450 quejas formales de problemas de salud, 350 de ellas procedentes de los auxiliares de vuelo.

Siguen sin descubrir las causas

La controversia en torno al uniforme se ha convertido en un tema de preocupación en la aerolínea, hasta el punto de que varios ejecutivos han comenzado a llevarlo, o partes del mismo, en un esfuerzo de ahuyentar los miedos.

Sin embargo, los auxiliares creen que los productos químicos en el uniforme (como un tinte o un adhesivo) son los que, con probabilidad, están causando las severas reacciones que, según el sindicato, afectan aproximadamente a uno de cada diez tripulantes.

"Estoy bastante convencido de que hay algo en la tela que provoca esto", ha declarado Bob Ross, el presidente nacional del sindicato. "Algunos sufren reacciones inmediatas. Otros muchos sienten los efectos simplemente al estar cerca de los uniformes".

Ross, un veterano de 33 años de American, cuenta que él mismo llevó puesta la camisa de algodón del nuevo uniforme, "y al final del día todo mi pecho, cuello y brazos estaban enrojecidos". Necesitó dos duchas y tirar la camisa y su envoltorio para que mejorara, explica.

Los uniformes han pasado por una serie de pruebas, y el sindicato, la aerolínea y el proveedor Twin Hill han contratado a sus propios expertos para determinar la composición química de los uniformes.

Hasta la fecha, las investigaciones de American y Twin Hill no han descubierto sustancias que no deban estar en la ropa, ni niveles de sustancias químicas que superen los límites de seguridad, ha revelado la aerolínea.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0