Empresas

De Beers inundará una de las minas de diamantes más importantes fuera de África

  • La compañía ha invertido más de 2.000 millones de dólares desde 2005
  • La decisión la toma después de no encontrar comprador
Foto: Archivo

De Beers, filial de la minera Anglo American, ha comunicado que inundará a la mina de Snap Lake en Canadá, en una zona inhóspita cerca del Ártico, para preservar el yacimiento de diamantes, después de invertir más de 2.000 millones de dólares.

La compañía había intentado vender la mina en el último año, ante la incapacidad de hacer rentable el yacimiento, que lleva operativo desde 2008. De Beers había contratado a Bank of Montreal para encontrar comprador. Ante la imposibilidad de cerrar la operación ha decidido inundar la mina subterránea a principio de enero, ha informado la empresa, para "preservar los recursos naturales hasta que las condiciones del mercado y los desarrollos técnicos permitan operar económicamente".

La mina de diamantes se encuentra en Snap Lake a 220 kilómetros de Yellowknife, la última ciudad antes de llegar a las zonas árticas del noroeste del Ártico. Fue la primera de mina que abrió la compañía minera fuera de África y desde 2005 ha invertido más de 2.000 millones en su construcción y explotación. Llegó a dar trabajo a más de 700 personas al año de forma directa. Ahora solo emplea alrededor de 400 trabajadores.

Las proyecciones de De Beers contemplaban una vida útil hasta 2028 y una estimación de 16 millones de quilates en materiales preciosos. Pero la mina de Snap Lake no ha ofrecido la calidad y el volumen esperado por la compañía.

Paul Gait, analista de Sanford C Bernstein, apunta para Bloomberg que la decisión puede suponer enterrar la mina para siempre. "La reapertura puede ser teóricamente posible pero sería extremadamente caro para hacerlo. Habría que eliminar con bombeo y asegurar de nuevo las instalaciones que requeriría una fuerte inversión", comenta. Además, sugiere que hay pocas empresas que puedan sacarle beneficio si no lo ha hecho Anglo American.

La mina es todo un desafío de ingeniería y logístico. Las temperaturas pueden bajar hasta menos de 50 grados y durante mucha parte del año el acceso sólo se puede realizar por aire o carreteras de hielo. De hecho, el yacimiento de Snap Lake es uno de los protagonistas en la serie documental de Desafío bajo cero, donde cuenta la vida de camioneros que arriesgan su vida en carreteras de hielo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin