Empresas

Repsol sube el listón tecnológico de los carburantes con su gama Neotech

El Ford Gran Torino empleado en la película, en el estreno mundial. | Fred Prouser/Reuters

En una película de 2008, el personaje interpretado por Clint Eastwood limpiaba minuciosamente su coche, un Ford Gran Torino de 1972 que da título al filme. Walt Kowalski, encarnado por el octogenario actor, apenas lo sacaba del garaje para lustrarlo y provocar, sin pretenderlo, la contemplación admirativa de más de un adolescente incapaz de resistir la tentación.

Mantener un coche en buen estado exige mucho más que pulcritud y un garaje que lo proteja de las inclemencias del tiempo -y las miradas ávidas-. Y la suciedad más dañina para un automóvil, la que acumula el motor, es la más difícil de detectar. La quema del combustible necesaria para generar la energía que propulsa el vehículo produce también diferentes residuos, algunos de los cuales no se expulsan a través del tubo de escape, sino que permanecen dentro del motor.

Por eso el carburante es una pieza clave en la salud del coche, aunque éste no goce del singular atractivo del Ford atesorado por Kowalski. La calidad de lo que repostamos tiene una influencia directa en la longevidad del motor.

La española Repsol es experta en la materia, no solo en la conducción convencional, sino también en el mundo de la competición: algunos de los mejores pilotos de Moto GP confían en su saber hacer para mejorar el rendimiento de sus motores y ganar carreras. La tecnología desempeña un papel crucial, y el último fruto de los esfuerzos de Repsol es la gama Neotech.

Mejores prestaciones

Los fabricantes de automóviles son conscientes de la importancia de utilizar un combustible de calidad, por lo que fijan unos niveles mínimos, que Repsol ha superado con buena nota.

"Nuestro empeño se ha centrado en ofrecer unas gasolinas y gasóleos que mantengan el motor en las condiciones de estreno", explica Jesús Delgado, investigador en el Centro de Tecnología Repsol. Con su fórmula mejorada, los productos Neotech se sitúan "muy por encima de la especificación legal de calidad mínima que ofertan los operadores sin marca".

La nueva línea Neotech de gasóleos (Diésel e+ y Diésel 10 e+) y gasolinas (Efitec 95 y Efitec 98) sólo se puede repostar en la red de estaciones de servicio de Repsol e incorpora trazadores, "la firma de los combustibles, que aseguran que el carburante diseñado en el laboratorio es exactamente lo que suministramos al cliente en el boquerel", como se denomina la boca de la manguera empleada para repostar.

Cada carburante tiene una composición específica, pero toda la gama comparte propiedades, como una capacidad detergente y anticorrosiva superior que evita la formación de depósitos en el sistema de alimentación del carburante y prolonga la vida de los filtros y bombas. Unas mejoras que no han implicado una subida de precio y que los conductores notarán también en la reducción de las averías.

Las nuevas gasolinas están diseñadas para alcanzar el nivel máximo recomendado por los constructores de automóviles en parámetros como la limpieza de inyectores y el control de los depósitos en la cámara de combustión. La gasolina de más alta gama, Efitec 98, tiene una capacidad superior para limpiar los inyectores del motor, incluidos los vehículos de inyección directa de última generación. Su alto octanaje redunda en prestaciones mayores en potencia y rendimiento.

En los gasóleos destaca la formula estabilizante de 3.a generación que los investigadores del Centro de Tecnología Repsol han incorporado a su composición y que los convierten "en líderes absolutos del mercado en estabilidad". Una propiedad que resulta imprescindible para mantener limpios los inyectores incluso en las exigentes condiciones de los nuevos motores common rail, el sistema de inyección directa que incorporan la mayoría de los nuevos automóviles diésel en Europa.

La gama Neotech cumple también las directivas de la UE sobre calidad de combustible y energías renovables, que establecen la reducción de azufre y la incorporación de biocarburantes en los combustibles diésel. 

En el gasóleo superior, Diésel 10 e+, se ha logrado una ignición más rápida durante el arranque elevando su número de cetano -similar al octanaje en gasolina-, "un aspecto crítico cuando el motor está frío para minimizar el ruido y reducir las emisiones de monóxido de carbono e hidrocarburos", prosigue Delgado. Asimismo, el componente detergente de este producto "no sólo es capaz de mantener limpios los inyectores, sino que pueden limpiar inyectores previamente ensuciados", el conocido como efecto clean up.

La firma de los combustibles

Los trazadores incorporados en los carburantes permiten detectar, mediante un análisis químico, mezclas de producto a unos niveles inferiores al 5% para asegurar "la ausencia tanto de contaminaciones no intencionadas como de fraude deliberado". Repsol ha sido pionera "en España tanto en el uso de trazadores de marca, con todo el desarrollo tecnológico que implica, como en el sistema de control de calidad en toda su cadena logística", señala Delgado.

Como elemento distintivo adicional, se ha incorporado a las gasolinas con Neotech un color azul que las hace inmediatamente reconocibles. Los gasóleos conservan su color tradicional, fijado por la legislación española para los gasóleos de automoción para distinguirlos de otros usos, como los agrícolas o de calefacción.

El lanzamiento de la gama Neotech también responde a "la vigilancia del mercado europeo y a las necesidades especificadas en el Worldwide Fuel Charter de 2013", el estándar internacional más riguroso elaborado por los principales fabricantes de automoción y que establece los requisitos ideales para gasolinas y gasóleos. Las características diferenciales de los nuevos carburantes Repsol superan los parámetros establecidos en la categoría 5 de este documento, fijada para los mercados más avanzados en normativa medioambiental.

No sabemos si Walt Kowalski, el desabrido personaje interpretado por Eastwood, nos hubiera dejado probar la gasolina en su Gran Torino. Pero es seguro de que al coche no le habría sentado nada mal.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0