Empresas

Javier Santiso: "España debe ser el centro de decisión europeo de las multilatinas"

Las elecciones en países como México y Brasil ya no inquietan al mercado, según Santiso

Javier Santiso está considerado uno de los intelectuales más reputados en el contexto iberoamericano. Este profesor de Economía de la escuela de negocios ESADE y vicepresidente de ESADEgeo ha dedicado buena parte de su carrera al análisis de mercados emergentes, tanto desde el ámbito empresarial (BBVA, Indosuez, Société Générale) como el académico (Sciences Po, Johns Hopkins University, Oxford University). Miembro del consejo asesor internacional del World Economic Forum, ha sido director y economista jefe del OECD Development Centre y fundador del OECD Latin American Outlook, entre otras iniciativas. Nos recibe minutos antes de presentar en Madrid su último libro, Banking on Democracy: Financial markets and elections in emerging countries.

Afirma en su libro que muchas economías emergentes, también en América Latina, han logrado en los últimos años desacoplar sus ciclos políticos y sus ciclos económicos. ¿Qué quiere decir exactamente?

Estamos asistiendo a una gran paradoja: hasta hace poco en muchas economías de América Latina ocurría que un hecho regular, con una frecuencia metronómica, como unas elecciones, generaban crisis económicas, y muchas de ellas de gravedad. Un caso paradigmático es México, que cada seis años, con cada convocatoria electoral, sufría una crisis económica -algunas profundas, como la que en los 80 desencadenó la crisis de deuda de América Latina-. Esto se mantiene hasta 2000, cuando hay un cambio de Gobierno después de 70 años, si bien al centroderecha (PAN), y no ocurre nada. Sin embargo, ahora vemos el fenómeno contrario en Europa: por ejemplo, con Grecia, que es un emergente en sentido técnico; a partir de un cambio electoral se desencadena una crisis económica que afecta a toda Europa. Es la paradoja que vivimos. También ha pasado algo similar en Francia cuando llegó Hollande, o en EEUU, que estuvo al borde del impago por causas políticas.

Pero ahí tienen que ver mucho las políticas económicas llevadas a cabo. Es decir, en aquellos países donde se han llevado a cabo políticas de estabilidad macroeconómica, las elecciones han dejado de preocupar o de ser un factor de riesgo para la economía...

Claro, lo que hemos visto en Argentina, lo que ocurre en Ucrania, Rusia, también hasta hace poco en Tailandia, responde a fragilidades internas previas. La situación económica ucraniana antes de la caída del Gobierno no era buena, hay un gran endeudamiento. Pero va a haber próximamente elecciones en Colombia, por citar un ejemplo, y va a ser un "no evento" para los mercados financieros, o en Brasil, o en México.

No obstante, la retirada gradual de estímulos de la Reserva Federal ha generado distorsiones notables también en algunos de esos países que han conseguido ese desacoplamiento. ¿Es exagerado trazar paralelismos con la crisis asiática de finales de los 90?

Salvo en el caso argentino, donde como decíamos hay una fragilidad macroeconómica precedente, en otros países lo que ha habido es más un ajuste, una corrección del tipo de cambio normal en un sistema flexible. La depreciación del peso chileno, por ejemplo, es una consecuencia natural. Es curioso que en Brasil antes incluso se "quejaban" de la apreciación del real y la entrada de capitales y ahora esto ha moderado, en beneficio de sus exportadores.

Quería preguntarle por otro de los asuntos a cuyo estudio ha dedicado más tiempo: las multinacionales latinoamericanas, o multilatinas. Recientemente hemos visto algunas adquisiciones e inversiones, sobre todo mexicanas, en empresas españolas. ¿Es este un fenómeno establecido o aún estamos al inicio?

En un libro anterior, sostenía que hay cerca de unas 150 multilatinas, empresas americanas que se están expandiendo fuera del continente, pero la proporción de ellas que tienen sede en España es aún pequeña. Hay casos de este tipo, como el de la mexicana Cemex, pero lo que hemos visto recientemente con el Grupo ADO, que adquirió la española Avanza, o con Sigma y Campofrío no es tanto este modelo de implantación como una simple compra. 

Sin embargo, en los medios de comunicación se habla sobre todo de la internacionalización de nuestras empresas, de la importancia renovada de salir al exterior...

Es cierto, pero porque está siendo una herramienta muy útil para contrarrestar la crisis económica. Pero yo creo que tenemos que lograr que las empresas que llegan a España construyan aquí su centro de decisión para expandirse en EMEA (Europa, Oriente Medio y África) y Asia. Tenemos mucho que aprender del caso de Cepsa: una empresa española que fue adquirida totalmente por un grupo de los Emiratos Árabes, IPIC, pero que ha establecido en Madrid su centro de decisión. Es decir, Cepsa ha logrado tener un equipo en España, con trabajadores españoles que desde aquí toma decisiones estratégicas para la compañía; de hecho han firmado un acuerdo con la japonesa Cosmo Oil...

No somos, por tanto, todavía ese hub para empresas multilatinas en Europa.

En el caso que acabo de citar, que no es el de una multilatina, sí ha sido así. Pero los casos de éxito han ido sobre todo por individuos, también en el caso de Sanitas, porque los equipos directivos en España han apostado por establecer esos centros de decisión y han demostrado que podían serlo. Falta hacer de esta tendencia un objetivo estratégico.

Lo que también vendría bien para superar la crisis...¿Cómo mejorar, pues, en este sentido?

Siempre queda mucho por hacer... Yo he vivido siempre fuera, pero viví en España en 2000-2005 y entonces se hablaba mucho de que íbamos a ser un hub para las compañías europeas que quisieran dar el salto a América. ¿Qué ha quedado de todo eso? Ahora probablemente las empresas en esa situación piensan directamente en Brasil, competimos directamente con Brasil... Esa ola ya la perdimos; entonces, aprovechemos ahora esta ola en el sentido contrario, mejoremos nuestro atractivo para convertirnos en auténticos hubs para las multilatinas en Europa. Eso es, además, bueno para el empleo y aporta valor a la actividad de la empresa aquí.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin