Empresas

Técnicas Reunidas continúa posicionándose en Bolivia

Vista de las instalaciones en el campo Margarita | Bolivia

Bolivia ha demostrado ser un mercado estratégico para Técnicas Reunidas. En los últimos años ha logrado seis proyectos en el país, algunos de los cuales ya han finalizado. La compañía española, de más de 7.000 profesionales y una cartera de trabajo de más de 7.000 millones de euros, no ha tenido problemas en expandir sus actividades en el país, así como en el resto de América, teniendo en cuenta su muy dilatada orientación internacional. En este sentido, su estrategia de expansión y diversificación de mercados, que ya tenía mucha relevancia a principios de los 80 con más del 50% de su facturación en el exterior, continúa siendo muy importante.

Uno de los proyectos en curso es la segunda fase de la planta de tratamiento de gas en el campo Margarita. En concreto, la empresa que preside José Lladó se encarga de la ingeniería, aprovisionamientos y construcción de esta infraestructura, cuya primera fase también le fue adjudicada y concluyó en abril de 2012. Esta instalación se enmarca dentro del bloque Caipipendi, al sur del país, en un campo en el que participa Repsol con sus socios British Gas (37,5 por ciento) y Pan American Energy (25 por ciento).

15 millones de metros cúbicos al día

La inversión de esta segunda fase de desarrollo del campo asciende a 661 millones de dólares (más de 500 millones de euros) y está avalada por la petrolera Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Esta inversión se divide en una planta de tratamiento de gas, dos nuevos pozos y las líneas de conexión entre pozos y planta, la primera de las cuales, como ya se ha dicho, está terminada. La planta de tratamiento, con un importe cercano a los 100 millones de dólares, comenzó su operación un mes antes de lo previsto, a inicios de septiembre de este año.

El contrato para la segunda fase es bajo la modalidad llave en mano. Ello supone que Técnicas Reunidas se hace cargo del diseño, la ingeniería de detalle, el aprovisionamiento de todos los equipos y materiales, la construcción y la asistencia en la puesta en marcha de las instalaciones del segundo tren de procesamiento de gas. Este segundo tren podrá procesar 6 millones de metros cúbicos estándares al día, de modo que la capacidad total de la planta ascenderá a 15 millones de metros cúbicos diarios una vez concluida.

La dificultad de ejecución del proyecto aumenta por el difícil acceso al emplazamiento de la obra. Por ello, la compañía ha ideado el diseño y la construcción en forma modular, con lo que se minimiza el trabajo en obra y, por tanto, el plazo de ejecución. Por último, será también necesaria la instalación de un turbogenerador adicional para garantizar el autoabastecimiento eléctrico de la planta.

Trayectoria ascendente en Bolivia

El área de Margarita-Huacaya es una excelente oportunidad para el abastecimiento de gas del mercado interno boliviano, y también para la exportación. La petrolera española Repsol la cuenta como uno de sus proyectos clave por su elevado potencial. 

Bolivia ha sido en los últimos años una relevante fuente de actividad para la tecnológica española. Técnicas Reunidas cuenta en la actualidad con cinco referencias recientes en este país. En octubre de 2011 recibió el encargo, también por parte de YPFB, de construir una planta de separación de líquidos en Gran Chaco, que sigue en curso. En abril de 2012, como ya hemos señalado, cerró la primera fase de la planta de Margarita, y trabaja ahora en la segunda. Participó también con éxito en el desarrollo del campo gasífero Incahuasi, en el que realizó la ingeniería y el diseño inicial (FEED), y hoy en día moderniza la unidad de crudo de la refinería Gualberto Villarroel en Cochabamba, en el centro del país.

A todo lo anterior debe añadirse la reciente adjudicación de dos nuevos contratos en Bolivia en la segunda mitad de 2013. La compañía ha firmado un contrato con YPFB Refinación para construir la nueva unidad de reformación catalítica de la mencionada refinería de Cochabamba. El contrato está valorado en más de 100 millones de dólares. Asimismo, la empresa construirá para YPFB Refinación una nueva unidad de isomerización en la refinería Guillermo Elder Bell, situada en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, por un importe cercano a los 100 millones de dólares. Ambas adjudicaciones son de tipo llave en mano y comprenden ingeniería, aprovisionamientos, construcción, comisionado y puesta en marcha de las instalaciones. La duración de ambos proyectos se estima en 24 meses a partir de julio de 2013.

Resultados semestrales

El aumento de adjudicaciones de nuevos proyectos en países como Bolivia, Turquía, Rusia, Argelia y Bélgica refleja el comportamiento general de la empresa durante la primera mitad del año: la cartera de proyectos ha pasado a ser enteramente internacional -Latinoamérica representa el 24 por ciento del total-. 2013 está siendo, además, un año especialmente productivo: Técnicas ha obtenido contratos por valor de 2.414 millones, lo que supone superar la cifra total de 2011 y es un 73 por ciento más de lo logrado en el primer semestre del año pasado. 

Ello ha ocasionado que la compañía haya llegado a su cifra récord de cartera en la primera mitad de 2013: 7.005 millones de euros. Las buenas perspectivas se completan con la mejora de ingresos ordinarios de un 9,5 por ciento en los seis primeros meses.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin