Educacion

Miles de personas rodean el Congreso de Chile para exigir la equidad de género

Valparaíso (Chile), 1 jun (EFE).- Cerca de 3.000 personas se tomaron hoy los alrededores del Congreso de Chile para exigir el fin de las "prácticas discriminatorias" contra las mujeres en los sistemas nacionales de salud y educación, mientras el presidente, Sebastián Piñera, daba cuenta pública de su gestión en el Congreso.

En el primer discurso presidencial de su segundo mandato ante el Parlamento, Piñera anunció su voluntad de reformar el modelo sanitario, en el que las mujeres en edad fértil soportan cargas económicas mucho más cuantiosas que los hombres de la misma edad.

Así como el educativo, donde afirmó que centrará sus esfuerzos en avanzar hacia un sistema "universal, gratuito y de calidad".

Sin embargo, fuera del hemiciclo sus palabras no fueron bien recibidas por los integrantes de la marcha paralela convocada por distintas organizaciones tanto estudiantiles, como gremiales y de jubilados, estos últimos castigados por las pensiones que reciben.

Los asistentes, entre los que se encontraban tanto mayores como jóvenes, se dieron cita en las inmediaciones del Congreso para mostrar su oposición al líder conservador ataviados con pancartas repletas de símbolos feministas, bajo la cuales coreaban sin cesar proclamas contra la policía y la clase política.

Juan Cristóbal Cantuarias, presidente del Centro de Estudiantes de Derecho de la Universidad de Chile, indicó en declaraciones a Efe que la prioridad para ellos es "denunciar las insuficientes medidas tomadas por el Gobierno" para eliminar las "practicas discriminatorias" que sufren las mujeres en Chile.

"Creemos que subir la cotización de los hombres en el sistema de salud -una modalidad que ya había anunciado Piñera- no viene a solucionar la totalidad de los problemas existentes, ya que el presidente no se ha hecho cargo de otra demanda fundamental como es la educación no sexista", argumentó Cantuarias.

Los manifestantes desfilaron por las calles de Valparaíso acompañados de un fuerte dispositivo de las Fuerzas Especiales de Carabineros que les impidió aproximarse a más de dos manzanas del edificio del Congreso, al tiempo que los comerciantes de la zona comenzaron a cerrar sus negocios por el temor a que se produjeran disturbios.

A pesar de esto, únicamente se registraron algunos leves enfrentamientos en un edificio tomado por estudiantes cerca de donde se realizaba la marcha, en los que fueron detenidos dos jóvenes.

El resto de los asistentes realizó una sentada pacífica frente al cordón policial que acabó dispersada con el uso de carros lanza-agua.

Esta movilización feminista se suma a otras masivas celebradas en el país en los últimos meses que han logrado incluir la equidad de género en la agenda política del Ejecutivo, dentro de la cual se incluye una reforma de la Constitución.

Piñera hizo referencia hoy a este sentir y expresó ante el Congreso la necesidad que tiene Chile de "asumir su propia historia" y "recuperar el tiempo perdido" para marcar "un antes y un después" en la forma en que el país trata a sus mujeres.

Una lucha que tanto Cantuarias como otros líderes estudiantiles aseguraron que no van a dejar desfallecer y por la cual seguirán marchando "todo el tiempo que sea necesario".

En esta línea, las estudiantes movilizadas en Chile en pos de una educación no sexista llamaron el pasado 28 de mayo a ocupar las casas centrales de todas las universidades del país y convocaron a una nueva marcha nacional para el próximo 6 de junio.

Al menos dieciocho facultades, escuelas y otros establecimientos universitarios permanecen ocupados por estudiantes feministas, que reclaman el fin de la violencia machista y el acoso sexual y construir una educación no sexista en el país.

Alberto Valdés Gómez

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin