Economía

Los camioneros chilenos suspenden el paro tras llegar a un acuerdo con el Gobierno

Santiago de Chile, 6 ago (EFE).- El Gobierno de Chile firmó hoy "un protocolo razonable" con los camioneros y de esta forma estos últimos suspendieron un paro nacional indefinido al que habían convocado desde este miércoles, tras los últimos atentados incendiarios que han destruido más de 30 camiones en el sur.

"Una vez más hemos demostrado que cuando hay diálogo y un acuerdo adecuado entre el mundo privado y el mundo público, es posible solucionar los problemas", señaló a los periodistas el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy tras la rúbrica entre los dirigentes de los camioneros y el ministro del Interior, Mario Fernández.

Aleuy manifestó su alegría y agradecimientos a las dos organizaciones de transportistas que habían convocado la movilización: Confederación Nacional de Transporte de Carga (CNTC) y ChileTransporte.

El presidente de la CNTC, Sergio Pérez, reconoció que se trata de "un día grande para los camioneros de Chile" y celebró el acuerdo con el Gobierno "que satisface el mandato de nuestras bases. El detalle del acuerdo ya está escrito y firmado con plazos establecidos", apostilló.

Los camioneros habían entregado el pasado 28 de agosto, el mismo día que un grupo de encapuchados quemó 29 camiones en la sureña región de Los Ríos, un petitorio con varios puntos y daban plazo de siete días al Gobierno para responderlo de los contrario llamarían a un paro nacional indefinido.

Sergio Pérez llamó a sus colegas que ya se habían detenido a la orilla de las autopistas para comenzar la paralización a "que regresen a sus casas, porque esta justa movilización ha sido suspendida", enfatizó.

El último paro de los camioneros ocurrió el 7 de enero del 2013, oportunidad en que bloquearon parte de la Ruta 5 sur, la carretera panamericana en su tramo más meridional, generando uno de los atascos más grandes ocurridos en esta nación austral.

La medida de fuerza se desarrolló en diversos puntos del país, incluido algunos como la norteña ciudad de Calama, situada a más de 1.500 kilómetros de Santiago, mientras en otros puntos se sobrepasó largamente el horario anunciado -60 minutos- sin que la policía se hiciera presente o instara a levantar los bloqueos.

En el sur de Chile se arrastra desde hace décadas un conflicto entre comunidades mapuches que reclaman la propiedad de tierras ancestrales y empresas agrícolas o forestales, que en los últimos años ha derivado en episodios de violencia en los que han muerto varios comuneros, policías y agricultores.

Al mismo tiempo, varias decenas de comuneros han sido procesados y condenados por diversos delitos, principalmente atentados incendiarios contra propiedades rurales, camiones, maquinaria agrícola y forestal, bosques e iglesias.

En Temuco, capital de la región de La Araucanía, 670 kilómetros al sur de Santiago, se celebra actualmente un juicio oral contra once comuneros imputados por el incendio de una vivienda en el que murió calcinado un septuagenario matrimonio de agricultores, a comienzos de 2013.

En las afueras de esa ciudad un incendio intencional destruyó hace dos semanas diecisiete camiones que prestaban servicios a una empresa de alimentos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin