Economía

Trump ultima un decreto que promueve el petróleo, el carbón y el gas para desmantelar el legado de Obama

Refinería de crudo en Estados Unidos. Foto: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está preparado para firmar el martes una orden ejecutiva con el objetivo de promover el petróleo, el carbón y el gas natural nacionales, revirtiendo gran parte de las medidas de su predecesor para hacer frente al cambio climático.

El documento establece un plan amplio para desmantelar la estructura que el anterior presidente, Barack Obama, introdujo a fin de combatir el fenómeno del cambio climático, según información compartida con Bloomberg News. Algunos de los cambios tendrán efecto inmediato, mientras que otros tardarían años en completarse.

La orden obligará a las agencias federales a identificar rápidamente cualquier medida que pudiera afectar la producción o el uso de los recursos energéticos nacionales, entre ellas la energía nuclear, y luego trabajar para suspender, revisar o rescindir las políticas a menos que éstas se hayan introducido por mandato judicial, sean necesarias para el interés público o para promover el desarrollo.

Trump sueña con unos Estados Unidos que sean energéticamente independiente del mundo, es decir, que pueda producir todo el petróleo que consume y toda la energía que el país necesita, dentro de sus propias fronteras.

Desmantelar el legado energético de Obama

También revocará dos directivas de la era Obama que daban un papel prominente a las cuestiones relacionadas con el cambio climático en la elaboración de normas federales. Una de ellas insta a las agencias gubernamentales a priorizar el cambio climático en las revisiones ambientales, tales como las que rigen en qué lugar se llevará a cabo la perforación petrolera. La otra, llamada "coste social del carbono", es una medida que refleja los posibles perjuicios económicos derivados del cambio climático que fue utilizada por la administración Obama para justificar una serie de normas.

Trump, quien ha dicho que el cambio climático es un engaño, se ha comprometido a reorientar al Gobierno para fomentar la prosperidad de los productores de petróleo y carbón estadounidenses y para que los fabricantes de acero y automóviles no se enfrenten a "limitaciones que destruyen el empleo". La nueva orden pone de manifiesto el compromiso de Trump para cumplir con sus promesas de campaña, que lo ayudaron a lograr la victoria en áreas industriales como Virginia Occidental y Pensilvania.

Bloomberg News tuvo acceso al borrador más reciente de la orden ejecutiva de la Casa Blanca y ésta podría cambiar antes del anuncio que, según el director de la Agencia de Protección Medioambiental, Scott Pruitt, podría emitirse el martes.

Si bien la orden dejará claro que el objetivo del cambio de regulación debe centrarse en políticas que limitan la producción de petróleo, gas natural, carbón y energía nuclear, también dirá que Estados Unidos está bien servido cuando se produce electricidad asequible, fiable y limpia de una serie de fuentes, como la energía solar, eólica e hidroeléctrica.

La orden también podría incluir un ataque a una serie de regulaciones específicas de la era Obama. Exigirá al Departamento del Interior que levante una moratoria sobre la venta de nuevos arrendamientos de terrenos federales para carbón y obligará a la agencia medioambiental a revisar y, "si es apropiado", iniciar procedimientos para suspender, revisar o rescindir los reglamentos diseñados para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de las centrales eléctricas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0