Economía

El Banco de Japón responde a Trump: vuelve a comprar deuda para mantener los tipos en el 0%

  • El objetivo de la entidad es elevar el 2% la inflación
  • El bono se disparó por la mañana en el 0,15%
Imagen: Archivo

El Banco de Japón (BoJ) ha anunciado una compra extraordinaria de bonos para controlar la subida de los tipos a largo plazo, un alza que, según analistas, responde a las recientes críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia la política monetaria nipona.

La medida implica una adquisición "sin tope fijado" de títulos de deuda pública japonesa con vencimientos de entre 5 y 10 años, según un comunicado de la entidad.

El anuncio llegó después de que el rendimiento del bono nipón a 10 años, principal referente para los tipos a largo plazo, alcanzara en las negociaciones matutinas su máximo nivel en el último año, un 0,15%, lo que supone un 0,045% más que en el víspera.

La subida se debió a que la operación de compra ordinaria del BoJ realizada a primera hora de hoy mantuvo el volumen de adquisiciones en los 450.000 millones de yenes (3.696 millones de euros) un monto que decepcionó a los inversores, que interpretaron que las críticas vertidas esta semana por Donald Trump amilanaron a la entidad.

Compra sin tope fijo

Por ello, el nuevo anuncio de compra "sin tope fijado" busca espantar cualquier especulación sobre la posibilidad de que las palabras del presidente estadounidense vayan a motivar un endurecimiento de la política monetaria ultralaxa que Japón ha llevado a cabo los últimos cuatro años.

El presidente estadounidense acusó el pasado martes a Japón de haber abaratado durante los últimos años su divisa mediante su política monetaria ultraflexible para así lograr una ventaja competitiva para sus exportaciones.

Esta política criticada por Trump es la que el BoJ ejecuta desde abril de 2013, y está basada en un paquete de compra de activos a gran escala que desde el año pasado complementa con operaciones específicas de compra para controlar los tipos a través de la curva de rendimientos.

La meta de este programa, tal y como recordaron el BoJ y el Gobierno japonés esta semana ante las críticas del nuevo presidente estadounidense, es lograr una inflación en torno al 2%.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments