Economía

Los ahorradores chinos compran dólares mientras el yuan se desploma

  • El Gobierno está ajustando los límites al cambio de yuanes por divisas
Bolsa de Valores de Shangai. Foto: Reuters.

Los ahorradores chinos, ansiosos por convertir sus yuanes en divisas antes de que la moneda se siga depreciando, están comprando productos de inversión en dólares estadounidenses que ofrecen opciones para mantener el dinero en el país en vez de enviarlo al extranjero.

Los últimos productos de gestión patrimonial ofrecidos por China Merchants Bank en Shanghái la semana pasada, que pagaban un 2,37% de interés anual en dólares estadounidenses, se vendieron en 60 segundos.

"No podrás conseguirlo por internet porque se acaba en menos de un minuto", dijo el director de una sucursal, que sólo facilitó su apellido, Xu, y anima a los clientes a reservar con un día de antelación la próxima vez.

La creciente oferta de este tipo de fondos en dólares y la rapidez con la que se compran muestran el incremento de la demanda de divisas en medio de unos flujos de salidas de capital que se estima que suman más de 1,5 billones de dólares desde principios de 2015. Al cambiar a dólares ?estadounidenses, australianos o hongkoneses están entre los favoritos? los depositantes quedan salvaguardados de las pérdidas del yuan sin tener que sacar su dinero del país para buscar retornos.

"Parece una opción atractiva convertir los yuanes en dólares más pronto que tarde", escribió en un comentario desde Singapur Harrison Hu, economista jefe para la región de Gran China en NatWest Markets, una filial de Royal Bank of Scotland. Hu estima que las compras de divisas por parte de los hogares podrían duplicarse a 15.000 millones de dólares al mes en el próximo trimestre, en ausencia de nuevos controles.

Por otra parte, una perspectiva más optimista de lo esperado por parte de la Reserva Federal de EEUU tras subir los tipos de interés la semana pasada ha ayudado a acelerar la subida del dólar, y los analistas predicen que habrá más avances.

A medida que el yuan ha caído, las autoridades chinas han intentado vigorosamente aplicar estrictas normativas sobre el movimiento fronterizo de efectivo, que se suele invertir en compras de sectores como el inmobiliario. Los ciudadanos chinos sólo pueden cambiar el equivalente a 50.000 dólares al año en moneda extranjera.

Los flujos de salida de capital pueden haber aumentado hasta los 80.000 millones de dólares en noviembre desde los 75.000 millones que marcaron en octubre, según estimaciones de Bloomberg Intelligence. La Administración Estatal de Divisas china dijo el viernes que aunque los flujos de salida de noviembre fueron mayores que los del mes anterior, continuaban estando en un rango estable.

En las últimas semanas, los responsables de política monetaria en Pekín han echado el freno a todo, desde compañías que compraban activos en el extranjero, hasta compras transfronterizas de seguros de vida. Las nuevas medidas incluyen controles por parte de la autoridad reguladora a transacciones de cualquier cuenta de capitales que impliquen cambio de divisas por valor de 5 millones de dólares o más. Se trata de una continuación de las medidas tomadas anteriormente este año de vetar la distribución de las cuotas de divisas.

En noviembre, los bancos vendieron un 49% más de productos de gestión patrimonial denominados en moneda extranjera -la mayoría de ellos en dólares estadounidenses- que en octubre, según PY Standard, una firma de análisis de gestión patrimonial y calificación con sede en Chengdu que supervisa los datos. Los depósitos en divisas en noviembre aumentaron un 11,4% respecto al año anterior, y multiplicaron por más de dos la subida del 4,8% de octubre, según el Banco Popular de China.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin