Desastres Naturales

Vuelven a casa unos 1.800 argentinos tras ser evacuados por las inundaciones

Buenos Aires, 21 ene (EFE).- Alrededor de 1.800 argentinos, procedentes de las provincias norteñas de Chaco, Corrientes, Santa Fe y Entre Ríos, ya volvieron a sus casas tras ser evacuados por las inundaciones sucedidas en las últimas semanas, confirmaron este lunes fuentes oficiales.

De los 8.600 argentinos que fueron evacuados por las intensas lluvias que tuvieron lugar en el norte del país, 6.816 personas todavía continúan evacuadas en los centros habilitados o de forma autónoma, según publicó el Operativo del Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo (Sinagir).

La provincia que experimentó mayor número de retornos fue Chaco, que pasó de asistir a 3.000 personas de forma "permanente e intermitente" a registrar 1.426 personas evacuadas de forma permanente, apuntó a Efe el portavoz de Cruz Roja en Argentina, Rodrigo Cubas.

El informe también señaló que en Santa Fe son 219 los individuos que continúan en los centros, en Corrientes 1.174 en centros y 1.720 autoevacuados y en Entre Ríos 1.022 en centros y 1.255 autoevacuados.

Cubas explicó que para que las familias puedan volver a sus casas, el Gobierno ha de realizar primero una evaluación estructural del hogar mediante un especialista.

La Cruz Roja está proporcionando apoyo emocional a los afectados para afrontar la vuelta a casa, así como formación sobre agua y saneamiento, además de un kit de higiene.

Todo ello, argumentó Cubas, orientado a que las víctimas lleven a cabo medidas de higiene en sus hogares que eviten enfermedades dérmicas y controlen la aparición de reptiles en los conductos de agua.

Por otra parte, el Banco Nación, el banco público estatal, también informó hoy en un comunicado que adoptará "medidas especiales" para beneficiar a los clientes que hayan sido damnificados por las inundaciones.

En este sentido, la entidad otorgará mayor flexibilidad en los plazos para hacer frente a los préstamos personales y comerciales adquiridos con la entidad, así como con las tarjetas de créditos.

El gobernador de la provincia de Chaco, Domingo Peppo, declaró hoy a la prensa que las intensas lluvias de los pasados meses "no son un efecto de la Niña ni del Niño (fenómenos climáticos) sino que son consecuencia de un anticiclón que se origina en Brasil que hace ingresar aire caliente".

Asimismo, Peppo aseguró que, según lo que le informaron especialistas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, "es un fenómeno que puede durar hasta marzo".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint