Desastres Naturales

Conferencias transportan a Federico García Lorca "De Granada a Buenos Aires"

Buenos Aires, 23 oct (EFE).- "Por las ramas del laurel van dos palomas oscuras. La una era el sol, la otra era la luna", reza el poema "Casida de las palomas oscuras" del autor español Federico García Lorca, protagonista hoy en Buenos Aires de las conferencias "Federico García Lorca. De Granada a Buenos Aires".

Este poema fue el elegido para finalizar su análisis Luis García Montero, director del Instituto Cervantes desde 2018, basado en la ciudad andaluza de Granada (España) como identidad de García Lorca.

"Leyó con ojos vanguardistas la tradición", recalcó García Montero, una tradición que le atraería al vanguardista Buenos Aires de finales de la década de 1920.

El esposo de la también escritora española Almudena Grandes, quien comparte tierra natal con Lorca, reconoció la "tendencia al amor/odio" del poeta con Granada, y agregó que en la elaboración literaria de Lorca hay "mucho de lo que ocurre en su ciudad".

Un autor que, relató, "indaga en su ciudad y proyecta la lectura que culturalmente quiere hacer de ella que es una lectura romántica desde diversas perspectivas según el momento cultural, literario e histórico que vivía".

"Mantuvo un diálogo muy fértil entre la tradición y la modernidad, incluso entre la tradición y la vanguardia, pertenece a una época de la vanguardia española que superó la voluntad rupturista hacia una voluntad de diálogo", admitió, algo que tanto a él como a sus compañeros de la generación del '27 les sirvió para adoptar una "lectura vanguardista de la tradición".

Las conferencias de este martes están enmarcadas en la muestra homónima organizada por la Biblioteca Nacional y el Centro Cultural de España en la capital argentina y que se presentará el próximo 29 de octubre.

Entre otras autoridades, el director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, acudió a escuchar la ponencia sobre el poeta español.

"La apoteosis de Lorca en Buenos Aires es de algún modo un hito en la relación de Argentina con España, en el sentido de que viene a crear un derrumbamiento mutuo", indicó durante su presentación Ernesto Montequin, curador del archivo y la biblioteca de Villa Ocampo y editor de la obra inédita de la argentina Silvina Ocampo.

Invitado por distintas mujeres del grupo "Los amigos de las artes", Lorca introdujo en Argentina su adaptación teatral de "Bodas de sangre", que cosechó un gran éxito en el Buenos Aires vanguardista.

Además de las compañías que frecuentaba, como su relación con el mexicano Salvador Novo, Montequin quiso hacer hincapié en las "notas al pie" de la experiencia lorquiana en Argentina, desde la influencia de autores ibéricos anteriores que llevaron al granadino hasta Argentina, a la conexión que a través de él mantuvieron las élites literarias de París, Madrid y Buenos Aires.

"Todavía quedan ecos de Lorca por ser escuchados en Buenos Aires", finalizó.

A esos "ecos" se refirió la argentina Irma Emiliozzi, doctora en Filología Hispánica y experta en la generación del 27.

Emiliozzi explicó a la treintena de asistentes este martes que se desconoce cómo era la voz real del poeta andaluz, a pesar de que varios autores que lo conocieron describen su timbre y color como áspero y un tanto ronco.

"Lorca leyó para varias radios y en el sótano del Teatro Avenida (situado en la avenida de Mayo) estaba nada más y nada menos que la peña Signo, donde se reunía y también estaba Radio Estentor. Desde Madrid Federico va a leer mensajes a Argentina, lo documentan las locuciones argentinas que están. Por suerte se conservaron los manuscritos", defendió.

La muestra "De Granada a Buenos Aires", estará acompañada de la proyección también en la Biblioteca Nacional del documental "Luna Grande. Un tango por García Lorca".

"Lorca trasciende más allá de su obra dejándonos huellas, testimonios, encandilamiento, y eso hoy perdura", concluyó Emiliozzi.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin