Desastres Naturales

Álvaro de Marichalar honra memoria de Vasco Núñez de Balboa en Panamá

Panamá, 29 ene (EFE).- El aventurero español Álvaro de Marichalar rindió hoy en Panamá un homenaje a Vasco Núñez de Balboa en el marco de la travesía acuática que inició el año pasado en Florida (EE.UU) en honor del "descubridor" del Mar del Sur hace ya 500 años.

De Marichalar, de 52 años, conmemoró la hazaña de Vasco Núñez de Balboa colocando a "Numancia", la moto de agua en la que viaja, frente al monumento dedicado al navegante de Jerez de los Caballeros ubicado en el capitalino paseo turístico de la Cinta Costera, en las orillas de la Bahía de Panamá.

Tanto el acto en la capital panameña como la travesía marítima son "con motivo del V Centenario del descubrimiento europeo del océano Pacífico", que se cumplió el 25 de septiembre de 2013, dijo De Marichalar en declaraciones a Efe frente a la estatua de Balboa, donada a Panamá en 1924 por el rey Alfonso XIII.

Panamá era una parada obligada en la travesía que abordo de "Numancia" inició el avezado aventurero español el pasado 12 de diciembre, y que le ha llevado por las aguas Estados Unidos, Cuba México, Belice, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

Durante el viaje hasta Panamá "ha habido mucha tormenta, yo navego en pie, en una moto acuática, totalmente en precario, sin embarcación de apoyo", resaltó el español, que anunció que en esta ocasión ha batido "el récord del mundo por el paso entre Cuba y México, que es una travesía de 12 horas a mar abierto".

"Lo acabo de conseguir (batir el récord) en esta travesía. Yo en anteriores aventuras ya he conseguido otros récords, yo tengo ya 12 récords del mundo conseguidos, y es una afición que tengo hace casi 30 años", añadió.

De Marichalar reiniciará su viaje el próximo 12 de febrero cuando partirá con rumbo a Venezuela y Colombia, para luego subir a Puerto Rico como punto final.

"Pienso terminar esta travesía dentro de un mes o mes y medio en Puerto Rico", añadió el aventurero, que viaja a bordo de su moto acuática dotado de 3 litros de agua y cuatro bidones suplementarios de combustible que le dan una autonomía de 150 millas náuticas (270 kilómetros).

El navegante aseveró que dedica estas expediciones a recolectar fondos para organizaciones no gubernamentales y fundaciones benéficas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin