Cultura

Alberto García-Alix: "Sin pasión no sé hacer fotografía"

Santo Domingo, 24 nov (EFE).- El fotógrafo español Alberto García-Alix, que inauguró este viernes en Santo Domingo su exposición "Un expresionismo feroz", que tiene como eje narrativo el mundo de las motos, aseguró que "sin pasión" no sabe hacer fotografía.

En una entrevista con Efe, García-Alix, quien comparte su pasión por la fotografía con las motos, dijo que este trabajo es una "nueva ópera visual con la moto como elemento a través de otro tipo de mirada".

"Ya no me importa el retrato del motorista. Me importa un expresionismo", aseguró, y añadió que es un trabajo en el que está intentando "crear un nuevo imaginario visual" en el que lleva tres años y va a continuar.

En la muestra, que podrá visitarse hasta el próximo 13 de enero en el Centro Cultural de España en Santo Domingo y en la Galería Arte Berri, las fotografías de motos son el hilo conductor de una ruta artística y de vida que incluye paisajes, retratos, autorretratos y edificios solitarios.

El autorretrato titulado "Escondido en mi miedo" ocupa un lugar principal en una de las dos salas en las que está dividida la exposición en el Centro Cultural de España, y también hay varias de cuervos, un pájaro que García-Alix considera "muy especial y muy inteligente".

El artista leonés, icono vivo de la fotografía contemporánea, explicó que actualmente trabaja en un proyecto de "interpretación sui generis sobre varias de las pinturas" del Museo del Prado en Madrid.

García-Alix explicó que esta iniciativa surgió a raíz de la muestra "Doce fotógrafos en el Museo del Prado", inaugurada hace unos meses en Madrid, en la que participa con 2 fotografías junto a otros artistas contemporáneos que dialogan con el arte del pasado.

Para García- Alix, la fotografía es hoy un espacio donde inventarse, y añadió que sin importar que haya hecho miles de fotos, cada vez que coge la cámara "el ejercicio vuelve a comenzar".

"Sigo buscando a través de la cámara una revelación que me lleve a apretar el disparador" y ese momento llega "porque lo que ves te seduce", explicó.

En opinión de García- Alix, la fotografía lo que hace es establecer un diálogo del fotógrafo con lo que mira, y señaló que su mirada ha cambiado ya que cuando empezó a hacer fotos "tenía una mirada más naturista".

"Yo sin pasión no sé hacer fotografía. Lo que hagan los demás, allá ellos consigo mismos. Yo necesito alimentar a través de la fotografía mi capacidad de revelación. Me salva mi capacidad de deslumbramiento, me salva sobre todo mi alma infantil", confesó.

García-Alix recordó que empezó en la fotografía como un hobbie y que le costó no tener maestros ni referencias, pero que rápidamente se enamoró de la fotografía que le permitió una independencia que nada en su vida le había dado, "una independencia de la mirada".

"La mirada es lo más independiente, el pensamiento no tanto. La mirada sí", concluyó.

Consultado sobre cuál es la mejor escuela de fotografía, García- Alix dijo que lo que existen son "buenos maestros" y apuntó que la fotografía española desde los últimos 50 años "ha sido muy potente" y tenemos a un Joan Fontcuberta y a un Chema Madoz así como grandes fotógrafas como Cristina García Rodero e Isabel Muñoz, entre otras.

Además de la exposición "Un expresionismo feroz", que forma parte de la VIII edición de Photoimagen, que tiene a España como país invitado, García-Alix presenta este sábado el documental biográfico "De donde no se vuelve", en el Centro Indotel.

Este video que repasa su trayectoria tanto fotográfica como vital es para García-Alix "su mejor obra" desde que se inició en el vídeo hace unos años en París.

El mundo digital solo lo ha tocado en el vídeo, ya que en la fotografía sigue usando una cámara analógica y sigue fiel al blanco y negro.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint