Cine

Daniel Burman y Maisie Williams, los nombres propios del segundo día en Tribeca

Nueva York, 14 abr (EFE).- El cineasta argentino Daniel Burman, con su último trabajo "El rey del Once" ("The Tenth Man"), y Maisie Williams, conocida por dar vida a Arya Stark en "Game of Thrones" y que estrena "The Devil and the deep blue sea", centraron la atención en la segunda jornada del festival de Tribeca.

Burman (Buenos Aires, 1973) viaja a su propia infancia, con sabor a galletas con dulce de leche, para contar la historia de Ariel, cuyo viaje al barrio bonarense del Once donde creció para reencontrarse con su padre le cambia la vida de forma inesperada.

"Fue mi barrio, aunque no tuve ese padre", responde en una entrevista a Efe sobre las similitudes de la historia con su propia vida.

Como en "El abrazo partido", Burman vuelve a transitar por las relaciones padre/hijo, esta vez con la figura de un padre "que es el padre de todo el barrio, aunque el protagonista lo quiere solo para él", explicó sobre el personaje de Usher, basado en una persona real.

En la cinta vuelve a estar presente otro eje de su obra, el judaísmo, una fe que dice vivir "sin condicionamientos". "Soy judío y ya está, no sigo reglas. El ser es contrario al deber", apuntó.

La cinta también reflexiona sobre la comunicación entre las personas y sus contraindicaciones. En la película el padre está presente sin aparecer y a la vez la mujer que conoce el protagonista se comunica con él pero sin hablar.

"La comunicación está basada en un montón de simulacros y contradicciones. Cuando creemos que nos estamos comunicando normalmente estamos pensando en otra cosa y viceversa. Me parecía interesante ese mecanismo sobre todo cuando encuentra a esta mujer que no habla y en el simplemente escuchar se puede comunicar más que hablando", explicó.

En la entrevista a Efe contó que ahora le ocupa una serie para Globo en Brasil y el rodaje en 2017 de "También esto pasará", que tendrá lugar en Cadaqués (noreste de España).

"Me introduciré ahora en las relaciones entre madres e hijas, que son más atractivas porque son de un amor/odio que no se encuentra en ningún otro ámbito de la naturaleza", dijo entre risas.

También sobre las relaciones y las pérdidas versa "The Devil and the deep blue sea", donde Maisie Williams interpreta a una huérfana solitaria que se ha construido un escudo mayor que cualquiera de los que puedan aparecer en la serie de HBO que le ha dado fama mundial.

Williams comparte protagonismo con un recién llegado al drama, Jason Sudeikis, un hombre que acaba de perder a su mujer, interpretada por Jessica Biel, productora del filme en el que se estrena como director Bill Purple.

Los protagonistas, unidos por el sentimiento de abandono de sus seres queridos, se lanzan a la aventura de construir una embarcación con la que cruzar el Atlántico, un viaje que les sirve de auténtica terapia para sobrellevar la tragedia.

Williams dijo estar ya "acostumbrada a interpretar papeles de personas que están muy solas".

En un encuentro con periodistas, la joven actriz, de 18 años, dijo que para conseguir el estado de ánimo adecuado del personaje eligió pasar el máximo tiempo sola en el rodaje, incluidos los descansos.

"Me ayudó estar sola, lejos de casa. Decidí que no vendría a verme nadie y eso facilitó meterme en el papel", explicó la intérprete británica, que añadió entre risas que a pesar de todo el resto del equipo se portó estupendamente con ella.

Para Williams, la película no trata tanto de las personas que perdemos como de "las personas que llegan a nuestra vida en el momento justo".

"Yo creo que cuando aparece alguien en tu vida no es coincidencia. Para bien o para mal estaba previsto", añadió.

Williams está a punto de estrenar la sexta temporada de "Game of Thrones" y también tiene a punto de caramelo "A Storm in the Stars", de Haifaa Al-Mansour.

Más allá de las películas, Patti Smith y Ethan Hawke participaron en el primer "talk" con público del festival de esta decimoquinta edición.

Entre otras confidencias a sus seguidores, Smith explicó que antes de dedicarse a la música siempre pensó que su futuro estaba en la interpretación.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin