Banca y finanzas

Chile recomienda arbitraje internacional con inversores extranjeros

Buenos Aires, 22 nov (EFE).- El embajador de Chile en Argentina, Sergio Urrejola, destacó hoy en Buenos Aires los beneficios del arbitraje internacional, medida "alternativa" para solucionar conflictos comerciales frente a las jurisdicciones nacionales, y que logra cerrar acuerdos con inversores extranjeros.

"El empresario extranjero normalmente no quiere someterse a los tribunales ordinales y prefiere un arbitraje internacional", explicó a Efe Urrejola, experto en la materia, en un encuentro binacional con Argentina sobre el "Desarrollo del Arbitraje Comercial" en la Facultad de Derecho de Buenos Aires.

Para el embajador, expresidente del Centro de Arbitraje y Mediación de Santiago de Chile (CAM), la clave reside en que el inversor "siente más seguridad" con este sistema que sometiéndose a las leyes del país donde quiera llevar a cabo su actividad.

El arbitraje comercial es un método alternativo para la solución de conflictos, que en los últimos años se ha convertido en una tendencia internacional para cerrar acuerdos comerciales con empresarios extranjeros.

Este sistema goza de éxito en muchos países, entre ellos Chile, y es una herramienta que no entra en "conflicto" con los Gobiernos nacionales, aseguró el exministro de Justicia y Educación de Chile y árbitro de la CAM, Felipe Bulnes.

A diferencia de la mediación, donde un tercero trata de que las partes lleguen a un acuerdo de manera voluntaria, en un proceso de arbitraje, ambas están obligadas a aceptar las condiciones que el árbitro dirime ya que posee un reconocimiento jurídico.

El éxito de esta herramienta, que puede ser complementaria a los procesos judiciales ordinarios y también puede desarrollarse al mismo tiempo que una mediación, tiene ciertas ventajas frente a los procesos tradicionales de jurisdicción, según los miembros de la CAM.

Entre otras características, esta herramienta ahorra tiempo y costes a los empresarios.

En algunas ocasiones se pueden cerrar acuerdos en menos de un año, declaró el embajador, pero además se puede conocer el coste de la gestión desde el inicio del proceso.

"Es como un juez pero en el ámbito privado", aclaró el exministro.

Bulnes destacó que los árbitros suelen tener conocimiento previo sobre la causa que se discute, mientras que Urrejola acentuó la cercanía que pueden tener las partes con el árbitro durante el proceso, lo que consigue que ambos se sientan "contentos" con lo que se resuelve.

El pasado mes de julio Argentina aprobó la Ley de Arbitraje Comercial Internacional, que el embajador considera imprescindible: "El que no tiene esta ley no está convidado a la fiesta", aseguró.

El diplomático señaló que esta ley "da muy buenos resultados para los inversores", de acuerdo a la experiencia que vive Chile desde que fue aprobada en 2006.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin