elEconomista.es
Últimas noticias
25.286,49
-0,40%
1,1295
+0,27%
47,77
+7,28%
1.203,34
+0,04%

Los Warriors admiten que desean ganar un título más en Oakland antes de dejar la sede

- 7:24 - 15/10/2018

    Oakland (EE.UU.), 14 oct (EFE).- El escolta titular de los Warriors de Golden State, Klay Thompson, admitió que su gran objetivo es conseguir un anillo más, el tercero consecutivo, antes de abandonar la sede actual de Oakland.

    Thompson confirmó que una de las mayores motivaciones que tiene el grupo es aprovechar la última oportunidad que poseen de revalidarlo en su actual sede del Oracle Arena.

    Tras 47 años de permanencia en Oakland, los Warriors tienen todo listo para mudarse en el verano del 2019 a su nuevo flamante campo del Chase Center, en el área de San Francisco.

    "Queremos hacerlo para los aficionados de Oakland", declaró Thompson al concluir el entrenamiento del domingo. "Nos han sido tan leales por más de 40 años, sin importar resultados, desde que jugamos en el Oracle Arena, que dentro de la plantilla sentimos un compromiso especial de agrandar aun más el legado conseguido".

    Thompson reconoció que una vez que se muevan a San Francisco los seguidores que viven en Oakland ya no tendrán las mismas oportunidades para verlos cada noche.

    "Tenemos un grupo tan especial. Jugamos frente a seguidores tan increíbles. Y cada partido es muy divertido porque es un ambiente increíble", destacó Thompson.

    "No es como si estuviésemos frente a seis o siete mil personas por noche. Es, no importa con quién jugamos, pretemporada, finales. Es fácil venir a trabajar cuando tienes una base de aficionados como los nuestros".

    Thompson, entrando en su octava temporada, ha pasado toda su carrera profesional jugando en Oakland. Ganar una vez más en la vieja arena, para los seguidores del Este de la Bahía, fue un factor importante para el entrenador de los Warriors, Steve Kerr, al principio del campamento.

    El escolta estrella de los Warriors está convencido que todo el equipo se cargará de ese orgullo durante la temporada y les ayudará a ser mejores.

    "Esa es una de las cosas de las que Steve (Kerr) habló en nuestra primera reunión como equipo este año, fue nuestro amor por Oakland y los aficionados. Miro las fotos en la pared, veo los desfiles. Solo conduzco por la ciudad viendo lo feliz que es la gente. Son, me da, nos da, motivación para seguir adelante", subrayó Thompson.

    Kerr reconoció anteriormente en el campamento que él y sus jugadores estaban tristes de abandonar la sede de Oakland.

    "Es agridulce", valoró Kerr. "La nueva arena va a ser asombrosa, y todos estamos entusiasmados con eso, pero también tristes por dejar al Oracle Arena, donde se vive un ambiente especial y único".

    De ahí su motivación de salir por la puerta grande y con otro título en su haber, que sería el tercero consecutivo, cuarto en los últimos cinco años de competición.

    "Pienso en el Boston Garden, en el nuevo Garden. El antiguo Chicago Stadium donde jugué y luego en el United Center. Es difícil crear ese mismo tipo de mística cuando inicias la andadura en un nuevo estadio con suites y salas modernas", reconoció Kerr.

    "Sabemos que el cambio será excelente para nuestra organización y brindará una experiencia visual increíble a las personas que vayan, pero eso no hace que sea más fácil dejar Oracle".

    Por su parte, la superestrella de los Warriors, el base Stephen Curry se hizo eco de sentimientos similares en el día dedicado a reunirse con los periodistas.

    "Este último año va a ser especial", admitió Curry. "Sin importar lo que logramos al final de cada temporada por muchos años los seguidores nos dieron su apoyo completo en el Oracle Arena, y en concreto a mi persona, que en los nueve años que llevo de profesional está ha sido mi única experiencia y no la olvidaré por mucho tiempo".

    Curry, al igual que Thompson y Kerr, es consciente que despedirse del Oracle Arena celebrando un nuevo título de liga sería dejar la sede de una manera inolvidable para todos y además haciendo historia de la mejor y memorable.

    Mientras los Warriors se preparan para la apertura de la temporada regular del martes contra los Thunder de Oklahoma City, que no tendrán para el partido inaugural a su base estrella Russell Westbrook en el duelo contra su excompañero, el alero Kevin Durant, quien también podría estar jugando su última temporada en Oakland.

    "Creo que si hacemos lo que hicimos el año pasado y el año anterior, será una temporada hermosa otra vez", reiteró Thompson sobre la mentalidad de su equipo. "Debemos mantenernos concentrados y disfrutar cada noche, sin alejarnos de nuestra filosofía de jugar con alegría y enfocados para ser grandiosos".

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Flash de noticias América


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Los Knicks dan de baja a Joakim Noah y amplían el tope salarial
    Knicks no negociaran la extensión de contrato a Porzingis hasta el verano