elEconomista.es
Últimas noticias
23.590,83
+0,69%
1,1739
-0,36%
47,77
+7,28%
1.280,51
+0,12%

Carreño, Schwartzman y Querrey a cuartos por primera vez; Anderson por segunda

- 6:24 - 4/09/2017

    Houston (EE.UU.), 3 sep (EFE).- Quedaron definidos hoy los primeros cuartos finalistas masculinos en el Abierto de Estados Unidos con tres, el español Pablo Carreño, el argentino Diego Schwartzman y el local Sam Querrey, que los alcanzan por primera vez, y otro que lo hace por segunda, el surafricano Kevin Anderson, sin que entre ellos haya ningún "Top Ten".

    El primero en conseguirlo fue el español Carreño, duodécimo cabeza de serie, al vencer en la cuarta ronda por 7-6 (2), 7-6 (4) y 7-6 (3) al canadiense Denis Shapovalov.

    Carreño, de 26 años, que disputa por cuarta vez el último torneo de Grand Slam, tendrá como próximo rival a Schwartzman, vigésimo noveno preclasificado, que también debutará en los cuartos de final tras derrotar por 7-6 (3), 7-5, 2-6 y 6-2 al francés Lucas Pouille.

    El duelo entre el español y el argentino será el primero que protagonicen ambos en el circuito profesional, donde Carreño ocupa el puesto número 19 en la clasificación mundial y Schwartzman el 33.

    El tenista gijonés, que alcanza por segunda vez en su carrera los cuartos de final de un torneo de Grand Slam después que ya lo hiciera este mismo año en el torneo de Roland Garros, volvió a mostrar la consistencia de su juego desde el fondo de la pista, que le permitió conseguir los tantos decisivos.

    Mientras que Shapovalov, el verdugo sorpresa de Rafael Nadal, en el pasado Masters 1.000 de Montreal, confirmó sus progresos con un tenis agresivo, pero con demasiados errores no forzados (55) que al final le costaron perder el primer duelo frente a Carreño.

    Luego llegaría el triunfo de Schwartzman, vigésimo noveno cabeza de serie, que a sus 25 años está jugando el mejor tenis y en el primer duelo con otro joven valor, Pouille, decimosexto favorito, que el año pasado alcanzó los cuartos, fue siempre superior.

    El joven tenista argentino, número 33 del mundo, salió de nuevo agresivo con sus golpes y eso fue lo que le permitió tener siempre la iniciativa ante Pouille, de 23 años.

    La clave del partido y del triunfo de Schwartzman se dio en la primera manga cuando el tenista argentino consiguió los tantos decisivos y ganó el "tiebreak", lo que hizo que mantuviese siempre la confianza en sus golpes y estableciese el ritmo del juego.

    La historia se repitió en el segundo, después de que en la recta final le hiciera el break decisivo que cayó también de su lado, para que en el tercero dejase que Pouille tuviese que hacer el desgaste en busca de la remontada.

    Le resultó al tenista de Buenos Aires el planteamiento, porque en el cuarto salió arrollador, sin haber perdido nada del poder de sus golpes desde el fondo de la pista y estar más acertado que su rival, para en apenas 30 minutos acabar el partido después de ver como Pouille hacía su última doble falta, la octava del encuentro con el que decía adiós al Abierto.

    Más largo, y con un tenis mucho más monótono y aburrido, fue el partido que protagonizó Anderson, vigésimo octavo cabeza de serie, ante el italiano Paolo Lorenzi, que entró al cuadro sin ser preclasificado, y al que ganó por 6-4, 6-3, 6-7 (4) y 6-4.

    Anderson, de 31 años, que disputa el octavo Abierto de Estados Unidos y en 2015 ya estuvo en los cuartos, siempre mantuvo el control del juego y el marcador, pero tuvo que llegar al límite antes de conseguir los tantos decisivos.

    Ahora el próximo rival en cuartos será otro veterano y viejo conocido, Querrey, de 29 años, que se encuentra en un gran momento de juego y logró por primera vez estar entre los ocho mejores del Abierto de Estados Unidos después de ganar 6-2, 6-2 y 6-1 al alemán Mischa Zverev, vigésimo tercer cabeza de serie.

    Querrey, que entró al cuadro como decimoséptimo preclasificado, volvió a tener su fuerte y mejor arma en el saque al conseguir 18 aces por tan solo tres dobles faltas, sin que lo cediese ni una sola vez ante el tenista alemán, que apenas aguantó en la pista Arthur Ashe una hora y 16 minutos.

    El próximo duelo contra Anderson de Querrey, semifinalista en el pasado torneo de Wimbledon, su mejor clasificación en un torneo de Grand Slam, será el decimoquinto que protagonicen dentro del circuito de la ATP, con ventaja de su lado por 8-6 en los 14 partidos anteriores.

    La jornada del lunes tendrá como gran atracción los partidos de cuarta ronda. Uno de ellos lo va a disputar el español Rafael Nadal, primer cabeza de serie, frente al ucraniano Alexandr Dolgopolov, que llegó al cuadro sin ser preclasificado.

    El suizo Roger Federer, tercer cabeza de serie, también verá acción contra el ruso Andrey Rublev, que tampoco estuvo entre los 32 favoritos.

    Mientras que el duelo más interesante, en cuanto a la posible igualdad, será el que protagonicen el austríaco Dominic Thiem, sexto cabeza de serie, y el argentino Juan Martín del Potro, ganador del Abierto en 2009.

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Flash de noticias América


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Schwartzman ya está en cuartos y <b>Del Potro</b> está octavos sin perder nigún set
    Pliskova ya está en cuartos de final con un entrenamiento frente a Brady