elEconomista.es
Últimas noticias
23.590,83
+0,69%
1,1738
-0,36%
47,77
+7,28%
1.280,51
+0,12%

Kvitova fue la menos mala y eliminó a Muguruza; Suárez también dijo adiós

- 5:33 - 4/09/2017

    Houston (EE.UU.), 3 sep (EFE).- La presencia del tenis español femenino en la competición individual del Abierto de Estados Unidos llegó a su final después de quedar hoy eliminadas en la cuarta ronda Garbiñe Muguruza y Carla Suárez.

    Las tenistas españolas no pudieron superar los duelos que mantuvieron con la checa Petra Kvitova y la local Venus Williams, respectivamente.

    Muguruza, tercera cabeza de serie, que se presentaba como una de las grandes favoritas al título y con la opción de conseguir también el puesto de la número uno del mundo, no pudo superar la presión y de nuevo sus propios errores y dudas en el juego la condenaron a la derrota, pore 7-6 (3) y 6-3, ante Kvitova.

    La tenista checa, de 27 años, que no jugó tampoco el mejor tenis, al final fue la menos mala, y la que supo aprovechar todas las facilidades que le dio Muguruza en el cuarto duelo entre ambas, para conseguir el pase a los cuartos por segunda vez en el Abierto. Lo hizo también en el 2015.

    Kvitova, decimotercera cabeza de serie, que disputa por décima vez el último torneo de Grand Slam de la temporada, se enfrentará en los cuartos a la mayor de las Williams, la verdugo de Suárez, en lo que será el sexto duelo entre ambas, con ventaja clara para la tenista checa, que tiene 4-1 en los anteriores.

    El duelo con Muguruza, que ha perdido tres de los cuatro ante Kvitova, comenzó de manera brillante y esperanzadora para la actual campeona de Wimbledon, que mantuvo su tenis agresivo de los dos partidos anteriores y se puso con la ventaja parcial de 4-1 tras hacerle el "break" en el cuarto juego.

    Pero ahí acabó la consistencia y seguridad del tenis de Muguruza, que comenzó a tener problemas con su saque, que perdió en el séptimo juego y, aunque lo volvió a perder en el noveno, lo recuperó para forzar el desempate, en el que también empezó bien, con ventaja de 2-0.

    De nuevo, la aparición de los errores no forzados en los tantos decisivos y el pobre saque hicieron que, después de colocarse con el empate a 3-3, el resto del camino fuera fácil para Kvitova, que se aprovechó al máximo de la debilidad del segundo saque de la tenista española para hacerle dos "break" puntos del parcial de 5-3 y 6-3.

    Kvitova, dos veces también ganadora de Wimbledon (2011 y 2014), hizo valer su experiencia y con la primera de las tres pelotas de set lo aseguró después de 64 minutos de acción, tiempo que Muguruza había utilizado en cada uno de los tres partidos anteriores disputados.

    Sin embargo, la pérdida del set pareció no afectar en el ánimo de Muguruza, que inició el segundo con un "break" para el 0-1 a su favor, de nuevo ilusionaba con que pudiese centrar su saque y demostrar en la pista central Arthur Ashe su mejor tenis.

    Pero de inmediato le llegó la falta de acierto con su servicio, lo que Kvitova aprovechó para recuperar el perdido y a partir de ese momento tuvo la checa de nuevo el control del ritmo y juego del partido, como demostró el parcial de 4-1 a su favor.

    A diferencia de lo que había sucedido en la primera manga, la doble campeona de Wimbledon si supo aprovechar la importante ventaja y, aunque en el octavo juego, con servicio de Muguruza, no aprovechó la primera pelota de partido que tuvo, con el suyo si lo hizo.

    Muguruza tuvo tres puntos de "break", que desaprovechó, mientras que Kvitova en la segunda pelota partido se creció al ver como la tenista española cometía con su golpe de derecha el vigésimo quinto error no forzado del partido.

    La estadísticas finales del partido fueron desoladoras para Muguruza, con cero "aces" y tres dobles faltas, tres "break" y apenas siete golpes ganadores, con seis tantos de nueve oportunidades de subidas a la red.

    Mientras que Kvitova conseguía cuatro "aces" por nueve dobles faltas, metía 24 golpes ganadores y 42 errores no forzados para concluir el partido, que duró una hora y 45 minutos, con un total de 81 puntos ganados por 67 de Muguruza.

    La derrota de Carla Suárez, de 28 años, que no pudo alcanzar por segunda vez los cuartos de final del Abierto (lo hizo en 2013), era esperada, aunque luchó hasta el final y al menos le robó un set a la número nueve y dos veces campeona del último torneo de Grand Slam, que ganó por 6-3, 3-6 y 6-1.

    La mayor de las Williams, de 37 años, que dejó en 5-3 los duelos contra Suárez, jugará por duodécima vez los cuartos de final, en las 19 participaciones que ha tenido en el Abierto desde que debutó en 1997.

    Mientras que Kvitova buscará ser la segunda zurda que pueda ganar el Abierto de Estados Unidos de forma consecutiva, después que el año pasado lo ganase la alemana Angelique Kerber.

    Junto a Williams, el tenis femenino estadounidense también tendrá en cuartos a Sloane Stephens, de 24 años, que ganó por 6-3, 3-6 y 6-1 a la alemana Julia Goerges, trigésima cabeza de serie.

    La rival de Stephens, que jugará por primera vez los cuartos de final después de haber participado en seis Abiertos de Estados Unidos, será la letona Anastasija Sevastova, decimosexta preclasificada, que ganó por 5-7, 6-4 y 6-2 a la rusa Maria Sharapova, quien hasta este momento había sido la gran atracción del torneo, al que llegó por invitación.

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Flash de noticias América


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Schwartzman llega a sus primeros cuartos de final en un Grand Slam
    <b>Del Potro</b> pasa a octavos de final en el Abierto de EEUU