elEconomista.es
Últimas noticias
25.669,32
+0,43%
1,1432
+0,55%
47,77
+7,28%
1.184,68
+0,02%

La Maré recoge el testigo de Marielle Franco

- 21:50 - 18/03/2018

    Río de Janeiro, 18 mar (EFE).- "Marielle presente" gritaron hoy miles de personas durante una marcha convocada en la favela carioca de Maré, donde nació Marielle Franco, en homenaje a la memoria de la concejala asesinada y en demanda de castigo a los culpables.

    "Justicia por el asesinato de Marielle", rezaba una gran pancarta que encabezaba la manifestación, que transcurrió en una de las avenidas que rodean al complejo de Maré, la mayor concentración de favelas de Río de Janeiro, con 140.000 habitantes.

    Nacida y criada en Maré, Franco, de 38 años, y el chófer que conducía su coche fueron asesinados en la noche del miércoles en el centro de Río de Janeiro.

    Mujer, negra, lesbiana, socialista y nacida en una de las favelas más violentas de Río, su muerte constituye un crimen político para la izquierda brasileña dado que la concejala era conocida por sus denuncias contra los excesos de la policía, en especial del Batallón 41 -considerado el más letal de la región-, y su oposición a la intervención militar en la seguridad del estado.

    "No vamos a salir de las calles hasta que el crimen no se resuelva", advirtió hoy Marcelo Freixo, líder del partido Socialismo y Libertad (PSOL), al que pertenecía Marielle, la quinta legisladora más votada en 2016 en Río de Janeiro.

    "Quien hizo esta cobardía intentó matar la democracia y no lo vamos a aceptar", insistió el dirigente del PSOL.

    También la diputada federal Jandira Feghali, del Partido Comunista (PCdoB), consideró que el crimen de Franco demuestra que "la democracia en Brasil está rota" y subrayó la importancia de mantener la movilización popular para frenar la pérdida de derechos, en especial de las mujeres negras y los colectivos más desfavorecidos: "No nos van a callar más", afirmó a Efe.

    "Lleva diez años conseguir formar a una activista como ella, mujer, negra, nacida en la favela y con presencia en la Cámara", relató la exgobernadora de Río Benedita da Silva, para quien Brasil atraviesa un "estado de excepción" que hace necesaria la protesta en las calles porque "hay que demostrar que no van a meter miedo a la gente".

    La marcha convocó también a actores, intelectuales y activistas sociales junto a moradores de la favela, como Alice, una joven negra de 23 años que lloraba hoy "la pérdida de una mujer comprometida y muy importante para la comunidad".

    "Su asesinato trae desesperanza, pero también reivindicación y un impulso para la lucha de las mujeres negras, que vamos a estar más unidas", agregaba Alice.

    "El movimiento va a crecer ahora, está más fortalecido", aseguraba a su lado Benny, una transexual de 26 años.

    "Hasta cuándo vamos a preguntarnos hasta cuándo", rezaba uno de los carteles de la movilización, en alusión a uno de los últimos mensajes colgados por Marielle en las redes sociales para denunciar la muerte de inocentes en las comunidades.

    Sin incidentes, la manifestación avanzó por una de las principales vías de acceso a Río entre gritos en memoria de Marielle y consignas contra la policía militar y la intervención del Ejército en la seguridad de Río de Janeiro decretada hace un mes por el presidente Michel Temer.

    Mientras se multiplican las demandas de Justicia por el asesinato de Franco, aumenta la presión sobre el Gobierno de Temer por la evolución de la investigación.

    El ministro de Seguridad Pública, Raúl Jungmann, anunció el viernes que las balas utilizadas en el atentado pertenecían a un lote comprado por la Policía Federal en 2006 y que parte fue robado en una oficina de los Correos en el estado de Paraíba (nordeste).

    Sin embargo, la Empresa Brasileña de Correos desmontó el sábado la explicación y aseguró que "en el pasado reciente no hay ningún registro de cualquier incidente" (de robo de munición).

    En medio de la polémica, hoy trascendió que la asesora de Marielle que la acompañaba cuando se registró el atentado y resultó ilesa ha dejado el estado de Río por seguridad.

    En Brasil, donde en los últimos cinco años han sido asesinados 194 activistas y políticos, "defender los derechos humanos es una actividad de riesgo", lamentó Amnistía Internacional.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Flash de noticias América


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Mexicanos crean frente independiente para vigilar elecciones en su país
    La Policía mexicana detiene a dos personas y rescata a 53 migrantes salvadoreños