elEconomista.es
Últimas noticias
23.328,63
+0,71%
1,1785
-0,41%
47,77
+7,28%
1.280,70
+0,03%

Un antropólogo resalta que el desierto es el arma de EE.UU. para detener la migración

- 0:41 - 13/10/2017

    Phoenix (EEUU), 12 oct (EFE).- Para el antropólogo Jason De León, una de las principales armas que utiliza el Gobierno de Estados Unidos para detener el flujo de la inmigración indocumentada es el desierto en la franja fronteriza, peaje mortal para muchos que se aventuran a cruzarlo en pos del "sueño americano".

    "El medio ambiente destruye a las personas. Sus cuerpos son la evidencia física de que Estados Unidos usa el desierto para parar el flujo de los migrantes, mata gente usando el desierto, es un plan estratégico del Gobierno", dijo a Efe De León, profesor de la Universidad de Michigan.

    El antropólogo, creador del proyecto Undocumented Migration Project (Proyecto de Migración Indocumentada), sostiene que con esta iniciativa busca "mostrar lo que realmente está pasando" en el desierto y documentar el fenómeno de la inmigración.

    Nacido en California y de ascendencia hispana, De León es desde 2009 un estudioso de la inmigración latinoamericana en EE.UU. y durante sus continuos viajes al desierto y áreas fronterizas ha recolectado más de 9.000 artículos abandonados por los inmigrantes en sus travesías en busca del llamado "sueño americano".

    "Estos artefactos representan una gran pieza de la historia de la migración en Estados Unidos", explicó el antropólogo, quien acaba de recibir una de las becas que concede la Fundación MacArthur y que le supone 625.000 dólares para continuar sus investigaciones.

    La lista de objetos recolectados en lugares como el desierto de Sonora, en el sur de Arizona, ciudades fronterizas del norte mexicano y la frontera sur de México con Guatemala incluye artículos como biblias, fotos familiares, zapatos de niños, ropa sucia, restos de comida o botellas de agua, que documenta y analiza con enfoques etnográficos, arqueológicos y forenses.

    "En el (año) 2012 encontré restos humanos en el desierto. Era el cuerpo de una mujer de 31 años. Había muerto tres o cuatro días antes. El cuerpo ya estaba muy descompuesto, eran huesos", señaló el investigador, que en sus trabajos de campo documenta con fotografías lo que encuentra.

    "Es increíble lo rápido que se descomponen (los restos humanos). En menos de 36 horas llegan buitres y comen toda la carne, destruyen el cuerpo, acaban con todo. La cosa más terrible es que desaparecen hasta los huesos, no queda registro de la persona que tenía un nombre y una familia", dijo.

    De León aseguró que el desierto es la principal herramienta de Estados Unidos para detener el flujo migratorio y lamentó que no se haga hincapié en el coste humano de la inmigración.

    "Donald Tump y otros políticos hablan de la seguridad en la frontera, pero no quieren hablar del coste humano, de los que mueren en el desierto. Son personas que vienen porque están jodidos en México y Centroamérica, y solo tratan de sobrevivir", aseveró.

    "Esas personas son las que hacen los trabajos que los estadounidenses no quieren hacer. Poner un muro es la idea más estúpida", añadió, en alusión al plan de la actual Administración de la Casa Blanca de reforzar la frontera con mayor número de efectivos y un muro en la frontera de Estados Unidos con México.

    Respecto al dinero de la beca, explicó que lo utilizará para aumentar aspectos de su investigación durante un período de cinco años.

    "Seguiremos visitando el desierto para buscar cuerpos, tratando de refinar los métodos que utilizamos para identificar cadáveres. Ahora podremos hacer mucho más que antes", afirmó.

    A juicio de Jason De León, tanto la antropología como el fenómeno de la migración son algunas de las mejores maneras de "entendernos como humanos".

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Flash de noticias América


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    Un antropólogo resalta que el desierto es el arma de EE.UU. para detener migración
    Sessions pide al Congreso que cambie las reglas de asilo para evitar abusos