Estados Unidos, la cuna de los emprendedores

José Luis de Haro (Nueva York) - 9:31 - 4/06/2013
comentarios

    En un momento en que el Viejo Continente sigue enquistado en las fauces de la recesión económica y el gigante asiático chino muestra síntomas de debilidad, EEUU sigue siendo el bastión para los inversores de todo el mundo.

    La primera potencia económica, con un valor que supera los 15 billones de dólares, ha vuelto a demostrar su capacidad de regenerarse. El Ave Fénix de la economía ha renacido de sus cenizas después de que, en 2008, las hipotecas de alto riesgo desplomaran los pilares financieros del país. Cinco años más tarde, sus mercados bursátiles rompen máximos históricos y su crecimiento se acomoda en un 2,2 por ciento anual, un ritmo envidiable si se compara con la marcada decadencia de la economía europea.

    Hoy en día EEUU cuenta con una población y un mercado de consumo de más de 310 millones de personas, además de una estructura económica, política y legal estable que ofrece una gran cantidad de oportunidades para las empresas y los inversores extranjeros. El país cuenta con importantes recursos naturales, que lo convertirán en una potencia energéticamente independiente antes de 2020; un mercado laboral que mejora tras tocar tasas de paro del 10 por ciento, e industrias sólidas que ayudan a fortalecer una clase media con unos ingresos medios de 48.000 dólares -una cifra que se encuentra entre las más altas de los principales países desarrollados del mundo-. La demanda continua de productos y servicios es el pulmón indispensable del país.

    Prueba de su liderazgo en el proceso de globalización al que se enfrenta la economía mundial, EEUU ha rubricado acuerdos de libre comercio con 19 países, proporcionando acceso a otros 415 millones de clientes. La inversión extranjera directa en EEUU se ha convertido en un factor clave de su prosperidad económica durante varios años, alcanzando los 1,7 billones de dólares durante la última década. Aun así, es relativamente limitada la lista de países que más invierten a este lado del Atlántico. Según los últimos datos disponibles, un conjunto de ocho países (Suiza, Reino Unido, Japón, Francia, Alemania, Luxemburgo, Países Bajos y Canadá) engloban alrededor del 84 por ciento de la inversión extranjera.

    Una parte importante del dinero extranjero que alimenta al gigante estadounidense se destina al sector manufacturero. En sólo un año, cerca de 78.000 millones de dólares en inversión extranjera directa -es decir, el 41 por ciento del total- estuvieron dirigidos al área de las manufacturas. En los últimos 14 años, el bruto de la inversión extranjera a este sector ha variado entre un máximo del 81 por ciento, en 1998, a un mínimo del 15 por ciento, en 2004, con una media del 39 por ciento. Otros sectores destacables son el de las ventas mayoristas y minoristas así como la industria financiera. Por supuesto, durante los últimos diez años, las filiales de empresas extranjeras en EEUU han empleado a una media de entre 5 y 6 millones de trabajadores.

    EEUU tiene una gran cantidad de recursos naturales que se han utilizado para desarrollar multitud de industrias propias que han ampliado sus operaciones en el extranjero. Sus reservas de petróleo, gas natural y carbón han impulsado el desarrollo de empresas multinacionales. Sus ríos y corredores eólicos han servido para impulsar una industria hidroeléctrica, mientras que sus temperaturas y suelos fértiles han logrado generar una amplia industria agrícola y de ganado.

    Nueva York es hoy la cuna del capitalismo y el centro financiero del país. Manhattan es el lugar clave para el desarrollo de los mercados de valores, salidas públicas a bolsa, así como la elaboración de productos y servicios financieros. Silicon Valley, en California, se ha convertido en la espina dorsal de la investigación y desarrollo tecnológico, acogiendo las bases de Facebook, Apple, Google y Amazon, por nombrar algunos de los titanes del sector. La región cuenta con un importante número de entidades de capital riesgo, conocidos como ángeles de la guarda, que invierten en empresas jóvenes y nutren financieramente su puesta en marcha.

    La demanda de productos y recursos ha llevado al crecimiento y desarrollo de empresas de productos de consumo, que van desde fabricantes de automóviles y aeronáutica a los minoristas, que ofrecen una amplia gama de productos para el hogar y las necesidades comerciales.

    No todo el monte es orégano

    A diferencia de muchos otros países, EEUU cuenta con un gobierno federal pero 50 estados independientes que tienen sus propios reglamentos estatales y locales, lo que requiere un conocimiento específico sobre normativa fiscal, comercial, y laboral, que puede cambiar sensiblemente según la región.

    El sistema fiscal en EEUU, que en estos momentos centra las discusiones sobre una necesitada reforma, está configurado en dos niveles: el federal y el estatal. Es decir, los tipos impositivos de ingresos, bienes de capital, etc., son completamente independientes, y cada gobierno estatal tiene su propia autoridad para cobrar impuestos. Además, dentro de cada estado puede haber varias jurisdicciones que también cobran sus propios impuestos. Por ejemplo, los condados o ciudades pueden recaudar sus propios impuestos, además de los impuestos estatales.

    Otro asunto importante reside en el tema migratorio. Las inversiones directas en EEUU se pueden llevar a cabo sin necesidad de un visado. Sin embargo, si se desea administrar la empresa desde EEUU o si es preciso transferir personal cualificado de la empresa matriz a la filial, las visas y permisos de trabajo se convierten en un elemento importante a tener en cuenta. La concesión de visas es un asunto federal y es administrado exclusivamente por el Gobierno de EEUU. Es importante tener en cuenta que los estados no tienen ninguna jurisdicción en este ámbito.

    Otras noticias
    Contenido patrocinado

    Comentarios 0

    Flash de noticias EEUU


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    ¿Cómo ayuda <b>Google</b> a <b>Hollywood</b>?
    ¿Donald Rumsfeld, gurú? Sus <b>siete claves</b> para eludir las reuniones inútiles y tediosas