elEconomista.es
Últimas noticias
25.975,97
-0,16%
1,2243
+0,07%
47,77
+7,28%
1.334,58
+0,52%

El Dakar se le pone muy de cara a Sainz y cuesta arriba a Barreda

- 22:09 - 13/01/2018

    Uyuni (Bolivia), 13 ene (EFE).- El Dakar 2018 se le ha puesto hoy muy de cara para el piloto español Carlos Sainz (Peugeot), nuevo líder en coches gracias a un problema mecánico sufrido por el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), pero muy cuesta arriba en motos para el español Joan Barreda (Honda), lesionado en una seria caída.

    Sainz y Barreda hicieron doblete español al ganar la séptima etapa del rally, transcurrida entre La Paz y Uyuni (Bolivia), pero mientras el piloto de autos se hace más fuerte, aún no se conoce si el de motos podrá continuar la carrera tras llegar a la meta muy dolorido de una rodilla y con una fuerte cojera.

    Después del día de descanso disfrutado este viernes en La Paz, el Dakar se reanudó por todo lo alto, no solo en la competición sino en el terreno, a más de 3.700 metros sobre el nivel del mar, en una etapa de 727 kilómetros, de los que 425 eran cronometrados por caminos muy embarrados y también un complicado tramo fuera de pista.

    Sainz, que al inicio de la etapa era segundo en la general de coches, salió al ataque para intentar recortar los 27 minutos que le separaban de Peterhansel.

    El francés se mantuvo fuerte al inicio de la especial y marcó los mejores tiempos del día hasta el kilómetro 186, cuando rompió su rueda trasera izquierda al chocar contra una piedra mientras adelantaba a una moto.

    Peterhansel, vencedor de las dos últimas ediciones del Dakar, tenía roto el triángulo de la dirección y se quedó detenido durante una hora y 45 minutos hasta que fue asistido por su compatriota y compañero de equipo Cyril Despres (Peugeot).

    El piloto galo fue su ángel salvador que le permitió al vigente campeón mantenerse en carrera, ya que esta era una etapa maratón, donde los competidores tienen prohibido recibir asistencia por parte de sus mecánicos hasta que no lleguen este domingo a Tupiza (Bolivia), la meta de la octava etapa.

    Con este triunfo, Sainz, que acumula dos etapas ganadas en este Dakar, tiene una diferencia de al menos una hora y 11 minutos sobre el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) y una hora y 20 segundos sobre Peterhansel que ahora es tercero.

    A su llegada al campamento, el madrileño reconoció que la ventaja es buena, pero prefiere no cantar victoria porque "aún queda muchísima carrera" y recordó que "este rally está siendo muy duro, por lo que en cualquier día puede venir una sorpresa".

    Con ese margen tan amplio, el piloto madrileño puede conducir sin riesgos en las etapas que restan, especialmente en la próxima especial, en la que tampoco contarán con asistencia de mecánicos hasta llegar a meta.

    Por su parte, Barreda podía haber dado un golpe de autoridad en la categoría de motos con su triunfo en Uyuni, donde estaba arrasando con todos su competidores hasta que padeció una fuerte caída en la parte final del especial que le dejó la rodilla muy mal parada.

    A pesar de la caída, el piloto castellonense, que cree que tiene un ligamento roto, terminó la etapa en primer lugar y se fue directo a la enfermería, donde todavía no han dado un diagnóstico sobre su lesión.

    Así tenga realmente el ligamento roto, Barreda tiene la absoluta intención y convicción de tomar la salida en la etapa de este domingo, de 561 kilómetros, de los que 498 serán cronometrados.

    Como ya afirmó en una entrevista con Efe antes de la etapa donde se accidentó, el piloto de Honda, que acumula cuatro etapas ganadas en este Dakar, quiere "dejarlo todo" para ganar el rally este año.

    El triunfo de hoy sitúa a Barreda en la tercera posición de la clasificación general, a 4 minutos y 45 segundos del francés Adrien Van Beveren (Yamaha), quien terminó en la segunda posición y le arrebató el liderato de la carrera al argentino Kevin Benavides (Honda), que firmó el mejor tiempo del día.

    Las diferencias son mínimas, y dependerá del estado físico del español que pueda acortarlas, pues en los últimos días ya compitió mermado físicamente al encontrarse con dolor en una muñeca que se lesionó el pasado año.

    En la etapa de hoy también destacó la actuación del español Jonathan Barragán (Gas Gas), que acabó en el undécimo lugar del especial.

    En quads, el chileno Ignacio Casale aumentó su ventaja en la clasificación general ya que le sacó casi media hora a su principal perseguidor, el peruano Alexis Hernández.

    En Uyuni, muy cerca del famoso y turístico salar, los vehículos quedaron guardados en un parque cerrado, fuera del alcance de cualquier mecánico, pues tal y como llegaron deberán afrontar el tramo hasta Tupiza, última parada del Dakar en Bolivia, con un recorrido de que tendrá tramos a 4.800 metros sobre el nivel del mar.

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Flash de noticias América


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    La curiosa alianza de dos colombianos en la Vuelta al Táchira
    DeAndre Jordan se perderá un partido por primera vez debido a una lesión