elEconomista.es
Últimas noticias
24.329,16
+0,49%
1,1773
-0,11%
47,77
+7,28%
1.248,21
+0,01%

Talento y conocimiento de cubanos son reclamo para invertir, dice publicista

- 17:17 - 16/10/2016
    tagsMás noticias sobre:

    Miami, 16 oct (EFEUSA).- La abundancia de talento y conocimiento en Cuba, donde un 73 % de la población activa tiene educación técnica o superior, ha propiciado un "cambio de paradigma" en ese país, según Manuel de la Rica, presidente de la agencia de publicidad Eurobusiness Market, radicada en Cuba.

    Este cambio de paradigma apunta a una inversión extranjera no ya solo orientada a vender productos a la isla, sino a sacar partido tanto del talento de sus "creativos, científicos e informáticos" como de los productos de sello cubano, dijo a Efe De la Rica.

    La española Eurobusiness Market (EBM), especializada en mercadotecnia, publicidad y medios de comunicación social, desembarcó hace doce años en Cuba y es hoy la única empresa extranjera de su tipo operativa en la isla caribeña.

    Para De la Rica, el gran activo de Cuba para exportar es su "talento y conocimiento". "Esta es una sociedad del conocimiento, hay gente muy talentosa deseando trabajar" que produce artículos de calidad perfectamente exportables, apuntó.

    "Ese es el cambio de paradigma", la posibilidad de "desarrollar servicios, comprar cosas en Cuba y venderlas en el exterior", pese a que el cubano "no es todavía un sistema de economía de mercado abierto".

    El publicista asistió estos días en Miami a una conferencia sobre medios latinoamericanos en la que el interés por Cuba como mercado publicitario se hizo patente.

    De la Rica quiso además desmontar una serie de "mitos" sobre la realidad cubana, como el de que "toda la economía es estatal", cuando cerca del 30 % de la fuerza laboral no lo es, o el de que en la isla no se consume: "no es cierto. Los que consumen, consumen muy fuerte y además productos sofisticados", aseguró.

    Así, en el sector turístico, "hoy en día el cubano es el segundo consumidor del país, justo después de los canadienses en promedio (...), y ocupa hoteles de lujo en un porcentaje elevado, consume espectáculos y gastronomía y va a bares", precisó.

    De la Rica considera que el sector de la publicidad va a experimentar un impulso con el "comienzo de las esponsorizaciones de eventos deportivos y culturales" y el progresivo aperturismo económico.

    No obstante, la economía no estatal se encuentra frenada por fuertes restricciones y regulaciones.

    Otro "mito" que circula, añadió, es que "en Cuba no hay publicidad", cuando nuestra propia experiencia en comercialización de marcas y digital, consultoría y patrocinio de eventos deportivos y culturales lo desmiente.

    Eso sí, "este es un mercado al que uno se tiene que adaptar e ir conociendo poco a poco", pero esperamos, indicó, que el Gobierno cubano apueste por un "modelo económico que no chirríe y que permita acelerar las inversiones extranjeras en Cuba".

    Asimismo, animó a las empresas de publicidad estadounidenses a invertir y desembarcar en el mercado cubano, porque, sostuvo, "cuantas más empresas empujen, antes llegarán los cambios que deseamos".

    Se refirió a continuación a la velocidad de los cambios que se están operando en la isla y a las oportunidades que con estos surgen "para abrirse un hueco y vender productos y servicios a la sociedad cubana".

    Y reiteró su confianza en los activos del "talento, la curiosidad y formación académica y científica" de los cubanos, que han sido capaces, por ejemplo, de "desarrollar protocolos de software y hardware para neuromárketing correctísimos" o situarse en lugar destacado en campos como el de la biotecnología, una de las principales fuentes de ingresos del país.

    Contenido patrocinado
    Otras noticias

    Flash de noticias América


    Síguenos en twitter
    Síguenos en Facebook

    Más leidas

    eAm
    Colombia
    Mexico
    Chile
    Argentina
    Peru
    El mercado de pagos móviles en México crece a un ritmo del 30% al año
    El Gobierno argentino dice que la crisis del 2001 terminó cuando asumió Macri